INTERNACIONAL
27/02/2019 10:03 CET | Actualizado 27/02/2019 10:04 CET

¿Por qué Donald Trump y Kim Jong-un han elegido Vietnam para la cumbre?

No ha sido una elección casual.

JORGE SILVA/REUTERS
Hanói se prepara para la cumbre entre Corea del Norte y Estados Unidos.

Vietnam acoge desde este miércoles la cumbre entre Donald Trump y Kim Jong-un. Si te preguntas por qué han elegido este país para su reunión, aquí está la respuesta: Vietnam representa un punto de encuentro ideal por su situación geográfica y su buena relación con Washington y Pionyang, pero además por su modelo económico y su experiencia en la reunificación de un país dividido.

El primer punto a favor de Hanói, la ciudad que acoge la cumbre, es su ubicación, no demasiado alejado de Corea del Norte, lo que ha ayudado al líder norcoreano, Kim Jong-un, a salvar las limitaciones logísticas para sus desplazamientos.

Kim ha podido cubrir por vía férrea los 4.500 kilómetros que separan Pionyang de la frontera entre China y Vietnam, un trayecto de 70 horas. (Sí, has leído bien, 70 horas o, lo que es lo mismo CASI-TRES-DÍAS. Menos mal que llevaba tabaco).

27 cosas que tienes que saber de Kim Jong-Un (porque te van a dejar loco)

"Hanói es cómodo para Kim y ha podido hacer el viaje en tren", comenta a Efe el profesor Trung Nguyen, director del centro de Estudios Internacionales de la Universidad de Ho Chi Minh (antigua Saigón).

El analista destaca que la proximidad de Hanói a la frontera con China, desde donde Kim se desplazó en coche a Hanói, ha sido uno de los elementos en la elección de la capital por encima de la ciudad costera de Danang, 750 kilómetros al sur, lo que hubiera dificultado el transporte por tierra.

"Vietnam quería albergar la cumbre antes incluso que la de Singapur. Antes no tenía confianza para estos eventos, pero ahora se demuestra que es capaz de hacerlo, como hizo con el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) en 2017 en Danang", añade el experto.

Raíces comunistas, pero economía capitalista

Al igual que Singapur, que acogió la primera cumbre entre el presidente de EEUU, Donald Trump, y Kim el pasado 12 de junio, Vietnam reunía el requisito indispensable de mantener vínculos diplomáticos con ambos estados.

Además, tiene la particularidad de que pasó dos décadas sin relaciones diplomáticas con EE UU, desde el final de la guerra en 1975, lo que según algunos expertos puede dar algunas pistas sobre el camino a seguir por Pionyang y Washington.

REUTERS
Imagen de archivo de la reunión en junio de Kim Jong-Un y Donald Trump.

Desde que restablecieron las relaciones en 1995, ambos países han ido estrechando lazos económicos y comerciales, escenificados en las visitas de Estado a Hanói de todos los presidentes, desde Bill Clinton hasta Trump, que viajó por primera vez a la capital vietnamita en noviembre de 2017.

Al mismo tiempo, Hanói mantiene una correcta relación con Corea del Norte, con quien comparte un histórico vínculo por las raíces comunistas de ambos regímenes, pese a sus enormes diferencias políticas y económicas.

La amistad entre ambos países ha tomado un nuevo impulso en los últimos años, desde el acceso de Kim Jong-un al poder, tras años más difíciles por la cercanía de Vietnam y Corea del Sur, uno de los mayores inversores en el país indochino.

"En el pasado Corea del Norte y Vietnam tenían una relación de amistad, los presidentes Ho Chi Minh y Kim Il-sung intercambiaron visitas en los años 50, pero Corea del Norte no vio con buenos ojos el acercamiento a Corea del Sur, que realiza muchas inversiones en el país, y eso hizo que se enfriaran las relaciones", dice Trung Nguyen.

Kim, ¿interesado en el modelo vietnamita?

Uno de los motivos de la creciente cercanía puede ser el presunto interés de Pionyang en el modelo económico vietnamita, que en los años 80 inició una transición desde un comunismo ortodoxo a la actual economía de mercado tutelada por el Estado y con el Partido Comunista manteniendo su hegemonía.

Este interés ha multiplicado las especulaciones sobre posibles visitas de Kim a complejos industriales cercanos a la capital vietnamita durante su estancia en el país.

Además de su transición económica, que le ha llevado a ser una de los países más pujantes del Sudeste Asiático, la experiencia vietnamita también puede resultar valiosa por la reunificación de Vietnam del Norte y Vietnam del Sur tras terminar la guerra en 1975.

AFP
Vietnam se prepara para la cumbre.

En 2016, el entonces embajador surcoreano en Vietnam, Jeon Dae-ju, declaró en un foro sobre la paz en Hanoi que el país indochino era "un modelo histórico por sus esfuerzos para reunificar al pueblo vietnamita".

"Kim parece tener interés en Vietnam como modelo económico, pero también, por lo que he hablado con diplomáticos surcoreanos, miran a Vietnam como un posible modelo para la unión de las dos Coreas", indica el profesor Trung Nguyen.

Vietnam del Norte y Vietnam del Sur se separaron en 1956 tras los acuerdos de Ginebra y se reunificaron en 1975, tras ganar el norte el conflicto bélico entre ambos, mientras que las dos Coreas llevan separadas desde 1945, tras el final de la II Guerra Mundial.

Photo gallery Kim Jong Un haciendo cosas See Gallery
Photo gallery Reunión entre Trump y Kim Jong-Un See Gallery

ESPACIO ECO