POLÍTICA
27/02/2019 16:52 CET | Actualizado 27/02/2019 18:49 CET

Rajoy: "Eran plenamente conscientes desde el primer día de que no iba a autorizar un referéndum"

Declara en el Supremo en el juicio del procés: "En una situación como esa es normal que se puedan producir enfrentamientos"

YOUTUBE
Mariano Rajoy

El testigo Mariano Rajoy. El expresidente del Gobierno ha declarado este miércoles en el Tribunal Supremo en el juicio del procés con el mensaje de que dejó claro siempre que no negociaría un referéndum ni liquidaría la soberanía nacional, explicando que prefirió el 155 al estado de sitio para que no se vieran afectados los derechos de los catalanes y diciendo "en una situación como esa (1-O) es normal que se puedan producir enfrentamientos".

Rajoy ha arrancado en el Alto Tribunal pasadas las 16 horas, llegando en coche solo. El expresidente ha continuado la ronda de testificaciones apenas una hora y media después de su exvicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, que ha dicho que hubo violencia durante el 1-O y se ha desmarcado de la operación policial.

Un Rajoy firme y contundente ha dicho ante las preguntas del abogado de Vox, Javier Ortega Smith: "Sobre el referéndum nunca hubo nada de qué hablar. Desde la primera reunión con Artur Mas dejé patente con meridiana claridad que en ningún caso el presidente del Gobierno de España iba a liquidar la soberanía nacional saltándose la Constitución".

GTRES
Rajoy, en el Supremo

"Eran plenamente conscientes", ha indicado Rajoy, que ha subrayado que "desde el primer día" los líderes independentistas sabían que "yo no iba a autorizar un referéndum".

Ha recalcado que no hubo un referéndum, como certificó la Junta Electoral Central. "Lo que hicimos fue cumplir la ley", ha dicho sobre la situación policial durante el 1-O.

"Yo no negocio el cumplimiento de la ley ni la soberanía nacional", ha repetido: ¿A quién se le puede ocurrir que un presidente negocia esto? "No se iba a aceptar, a todos les dije lo mismo", ha apostillado en tono duro el antiguo líder del Partido Popular.

"Pusieron una situación imposible", ha indicado. "No ha habido ni un mediador de nada", ha comentado también.

Y ha justificado ante la "excepcional" situación la aplicación del 155 al creer que era "mucho más operativo y más justo" que el estado de sitio o de excepción.

Sobre los "enfrentamientos"

Uno de los aspectos que decidirán el final del juicio es si se comprueba que hubo violencia, lo que llevaría al delito de rebelión. Rajoy ha mostrado su "preocupación" sobra la situación esos días en Cataluña cuando le ha preguntado el fiscal. Especialmente por el "acoso" a policías y guardias civiles.

Respecto a los "enfrentamientos", contestado literalmente: "En una situación como esa es normal que se puedan producir enfrentamientos, sobre todo cuando hay voluntad en algunos casos concretos de que los haya".

Durante la ronda de preguntas, el abogado Francesc Homs le ha dicho si alguna vez se refirió a "violencia" sobre los hechos de los acusados. "No lo recuerdo", ha comentado el expresidente, que ha indicado: "Mi principal objetivo era que los responsables se dieran cuenta de que por ese camino no íbamos a ninguna parte. el eje de mis intervenciones hacían referencia a esas circunstancias".

En el turno del letrado Andreu Van den Eynde -encargado de la defensa de Oriol Junqueras y Raül Romeva- se ha ahondado en el tema del dispositivo policial y las cargas durante el 1-O.

"Yo he sido ministro del Interior, puedo asegurarle que jamás he tomado una decisión sobre ningún dispositivo policial", ha señalado Rajoy, a lo que ha completado: que eso "compete a los están al frente de los operativos" y que deberían informar a la Generalitat de "que era una situación muy complicada".

Jamás he tomado una decisión sobre ningún dispositivo policial

¿Y de la policía española?, ha seguido el abogado. "Yo no me ocupaba del tema del dispositivo", ha indicado el expresidente, que ha dicho que él llevaba la "dirección política".

¿Quién se encargaba? "No sé", ha declarado Rajoy, y luego ha dicho que eso correspondía a la jueza que había pedido que no se abrieran los colegios. Y luego ha indicado que "en absoluto" habló con algún miembro de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

Al hilo de esto ha reflexionado, respecto a las imágenes de las cargas, que "si no se hubiera llamado a la gente a un referéndum ilegal y no se hubieran tomado decisiones que quebrantaban la ley, ni usted ni yo hubiéramos tenido que ver las lesiones de algunas personas y miembros de las fuerzas de seguridad". "Eso es lo importante", ha remachado.

"Lamento muchísimo" las imágenes del 1-O

A petición de la abogada Marina Roig -que defiende a Jordi Cuixart-, en el Supremo se ha visto un vídeo de TV3 con cargas del 1-O. Le han preguntado por ellas al expresidente, que ha comentado que ha visto de esas "desgraciadamente" muchas a lo largo.

"Lo lamento muchísimo, no me gustan, esas ni otras", ha enfatizado ante los jueces, y ha hecho una reflexión: "La responsabilidad de los dirigentes políticos es evitar que se produzcan acontecimiento como he visto aquí". A lo que ha añadido: ""Si se hubiera cumplido la ley, no habríamos visto ni esas imágenes ni otras".