POLÍTICA
01/03/2019 14:00 CET | Actualizado 01/03/2019 14:00 CET

El Gobierno aprueba el Estatuto del Personal Investigador en Formación que fija un salario mínimo

Establece las condiciones laborales de los investigadores.

EFE
EFE

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes un Real Decreto a propuesta del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades, por el que se aprueba el Estatuto del Personal Investigador en Formación (EPIF) que dará "claridad" y "estabilidad" a los investigadores predoctorales españoles, que tendrán un salario mínimo y fija las condiciones laborales de los investigadores.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha anunciado la medida que llevaban esperando los investigadores "al menos 7 años" y ha explicado que el estatuto permite un modelo de contrato que permite claridad, tiempos, horarios, retribuciones, y vacaciones para cuatro años y les "ofrece garantías" de estabilidad, ya que con este nuevo estatuto "abandonarán" la situación de dependencia más relacionada con lo personal que con una garantía estricta del modelo de trabajo de un país como España.

La ministra ha expresado la satisfacción del Gobierno por haber aprobado el EPIF "que tanto esperaban" las mujeres y los hombres que se dedican a la ciencia en España.

Con esta medida el Gobierno da luz verde a un nuevo contrato que supone un "cambio radical y de amplio calado" en el concepto tradicional que ha recibido el personal investigador en formación, al preverse una modalidad contractual específica con una duración máxima de cuatro años.

El nuevo EPIF elimina cualquier periodo de beca, ya que se procede a la contratación laboral de los investigadores que se encuentran en formación desde el inicio de su carrera profesional, es decir, desde el inicio de su participación en los trabajos o proyectos e investigación conducentes a la elaboración y defensa de su tesis doctoral.

El Estatuto debería haber entrado en vigor en 2014, según recoge la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación, motivo por el que su aprobación ha sido una de las prioridades del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades desde su creación.

Según informa el Gobierno, la nueva norma define, igualmente, la condición de personal investigador predoctoral en formación y el desarrollo del objeto de este contrato, que será la realización simultánea de tareas de investigación en un proyecto específico y novedoso, y el conjunto de actividades integrantes del programa de doctorado conducentes a la adquisición de competencias y habilidades necesarias para la obtención del título universitario oficial de Doctorado.

El EPIF mejora las condiciones retributivas y de las condiciones de trabajo de muchos jóvenes investigadores, al imponer un salario mínimo superior al que perciben actualmente y otorgar un régimen jurídico adaptado a la realidad de los derechos y obligaciones de los doctorandos.

Entre las principales novedades que introducirá el EPIF destaca el aumento del salario mínimo, que se establece en 16.422 euros anuales. La retribución del contrato no podrá ser inferior al 56 por ciento del salario fijado para las categorías equivalentes en los convenios colectivos de su ámbito de aplicación durante los dos primeros años, al 60 por ciento durante el tercer año, y al 75 por ciento durante el cuarto año.

Tampoco podrá ser inferior al salario mínimo interprofesional que se establezca cada año. Para establecer las retribuciones anteriores se tomará como referencia mínima la categoría correspondiente al Grupo 1 de personal laboral de la tabla salarial recogida en el convenio único de personal laboral de la Administración General del Estado.

El nuevo estatuto establece que el personal investigador predoctoral en formación pueda colaborar en tareas docentes hasta un máximo de 180 horas durante la extensión del contrato predoctoral, sin que en ningún caso se puedan superar las 60 horas anuales.

En cuanto a la duración del contrato, no podrá ser inferior a un año ni exceder de cuatro años. Cuando el contrato se hubiese concertado por una duración inferior a cuatro años podrá prorrogarse sucesivamente sin que, en ningún caso, las prórrogas puedan tener duración inferior a un año.

No obstante, cuando el contrato se concierte con una persona con discapacidad, el contrato podrá alcanzar una duración máxima de seis años, prórrogas incluidas.

Embarazo, maternidad y paternidad suspenden el tiempo de contrato

Por su parte, las situaciones de incapacidad temporal, riesgo durante el embarazo o riesgo durante la lactancia natural, maternidad, adopción, guarda con fines de adopción o acogimiento y paternidad, suspenderán el cómputo de la duración del contrato.

Igualmente lo suspenderán las situaciones previstas en la Ley del Estatuto de los Trabajadores, como medida de protección de las mujeres víctimas de violencia de género.

La consecución del título universitario oficial de doctorado pondrá fin a la etapa de formación del personal investigador predoctoral en formación y, a partir de ese momento, dará comienzo la etapa postdoctoral.

A partir de ahora, obtener el título de doctor extinguirá el contrato predoctoral, aunque no se hubiera agotado la duración máxima del mismo.

A estos efectos se considera que se ha obtenido el título de doctorado en la fecha del acto de defensa y aprobación de la tesis doctoral.

En el proceso de elaboración del real decreto han sido consultadas, entre otras, las organizaciones sindicales más representativas y las asociaciones del personal investigador predoctoral en formación.

EL HUFFPOST PARA 'MASCOTAS 2'