POLÍTICA
04/03/2019 09:51 CET | Actualizado 04/03/2019 10:07 CET

El juicio del 'procés' se adentra en el 1-O, con mandos policiales de testigos

El juicio del 'procés' entra este lunes de lleno en la gestión policial del 20S y del 1-O, con la declaración del alto cargo de Interior que coordinó el dispositivo contra el referéndum y de mandos policiales, además de la secretaria judicial que abandonó por una azotea el registro en el Departamento de Economía.

En la cuarta semana del juicio, la ronda de testificales la abre hoy José Antonio Nieto, que era secretario de Estado de Seguridad cuando la coordinación del dispositivo policial para impedir el 1-O la asumió el coronel de la Guardia Civil y exalto cargo del Ministerio de Interior Diego Pérez de los Cobos, quien declarará el martes.

Además de Nieto, para hoy está programada la declaración de Juan Antonio Puigserver, secretario general técnico del Ministerio de Interior y que fue el máximo responsable político del Departamento de Interior durante los meses en que estuvo activo el artículo 155 de la Constitución.

La sesión del martes se ha reservado a mandos policiales vinculados a los dispositivos para impedir el referéndum: además de Diego Pérez de los Cobos, testificarán ante el Tribunal Supremo Sebastián Trapote, que era el jefe superior de la Policía Nacional en Cataluña durante el 1-O, así como exresponsable de la Guardia Civil en esta comunidad Ángel Gozalo.

También declararán ese día mandos de la policía catalana; el jefe de la comisaría general de Información de los Mossos, Manuel Castellví, así como los comisarios Emilio Quevedo y Cristina Manresa, que están siendo investigados por juzgados catalanes por supuesta pasividad de la policía catalana ante el 1-O.

Para el próximo miércoles, se espera la testifical de Montserrat del Toro, secretaria del juzgado que ordenó el registro del 20S en el Departamento de Economía y que declaró que, ante la hostilidad de los manifestantes, tuvo que abandonar el edificio por la azotea, en la que se ha convertido en una de las principales pruebas de cargo en que la Fiscalía sustenta su acusación de rebelión.

También por su relación con el presunto acoso que las acusaciones creen que sufrieron los policías y guardias civiles destinados a Cataluña el 1-O declararán el miércoles los propietarios de dos hoteles de Reus (Tarragona) y Figueres (Girona) que hospedaron a algunos de los agentes.

EL HUFFPOST PARA 'LA CASA DE PAPEL'