POLÍTICA
07/03/2019 20:03 CET | Actualizado 12/03/2019 18:27 CET

Diario del juicio del 'procés', día 13: los mandos policiales apuntan a Forn y Trapero

Los responsables de Guardia Civil y Policía en Cataluña acusan a los Mossos de actuar a favor del referéndum.

Agencia EFE
Captura de la señal del Tribunal Supremo con la declaración del jefe de la Policía Nacional en Cataluña el 1-O, Sebastián Trapote.

La frase

"Ofrecimos a los Mossos que nos ayudaran en la actuación para mantener el orden público. Se negaron".

La ha pronunciado el máximo responsable de la Guardia Civil en Cataluña durante el 1-O, Ángel Gozalo.

La clave

El auto del TSJC de 27 de septiembre de 2017.

La interpretación de esta orden del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) es una de las claves sobre las que gira la actuación de los Mossos durante el fin de semana del 1-O. El auto ordenaba cerrar los colegios abiertos el fin de semana previo al referéndum en el caso de que se estuvieran realizando preparativos para la votación. "Para cerrar esos locales se tendría que haber detectado la actividad que marcaba el auto", ha respondido el excomisario jefe de información de los Mossos, Manuel Castellví. Las asociaciones de padres y madres organizaron en los colegios todo tipo de actividades -de cara a la galería, ajenas al referéndum- para mantenerlos abiertos durante ese fin de semana.

La polémica

Murallas humanas, violencia activa y lenguaje "prebélico".

Los mandos de la Guardia Civil y de la Policía Nacional, Sebastián Trapote y Ángel Gozalo, han vuelto a presentar un relato apocalíptico de la jornada del 1-O. En declaraciones prácticamente calcadas, han hablado del "lenguaje prebélico" que usaban los CDR y han atribuido a "grupos violentos perfectamente organizados" los enfrentamientos durante el referéndum.

Ambos mandos han hablado de decenas de agentes heridos. A las preguntas de la defensa, sin embargo, no han sido capaces de sostener cómo ocurrieron esas lesiones y han evitado responder si fueron provocadas por "acometimientos" de los votantes.

El análisis

Trapero y Forn, en el punto de mira.

El máximo responsable de los Mossos y el Conseller de Interior están en el punto de vista de la Fiscalía. A pesar de que Josep Lluís Trapero no figura en la causa ante el Supremo (será juzgado por rebelión en la Audiencia Nacional) las acusaciones insisten en preguntar por su papel y actitud durante las reuniones de coordinación previas al 1-O y durante la jornada del referéndum.

Los responsables de la Guardia Civil y Policía Nacional en Cataluña han apuntado también hacia el Mayor de los Mossos. Han asegurado que se mostró disconforme de manera "taxativa y rotunda" a que Diego Pérez de los Cobos coordinara el operativo y han acusado a los Mossos de negarse a colaborar y de actuar de facto para favorecer el referéndum. La declaración del Comisario de los Mossos Manel Castellví, echando balones fuera, tampoco ha permitido allanarle el camino a Traper. La declaración del que fue máximo responsable de la policía catalana, el próximo jueves 14 de marzo, será clave para el juicio.

La imagen

Raül Romeva y Oriol Junqueras han lucido un lazo violeta durante la vista de hoy.

El tuit

La declaración de Enric Millo del martes todavía trae cola. El ex delegado del Gobierno en la Generalitat lleva toda la semana peleándose con usuarios en Twitter y este jueves ha entrado en juego el futbolista del Barcelona, Gerard Piqué, que le ha acusado de tergiversar un vídeo de Jordi Cuixart.

El tensiómetro

Cada vez las sesiones son más farragosas. La declaración de los responsables policiales tenía interés para conocer cómo actuaron los mecanismos de coordinación durante el referéndum.

Si hubiera sido portada hubiéramos titulado...

1-0