POLÍTICA
07/03/2019 14:13 CET | Actualizado 07/03/2019 14:13 CET

La letrada del juzgado del 1-O denuncia la difusión de su foto y datos personales en Internet

Tras testificar sin que se mostrarse su imagen.

EFE
EFE

La letrada de la Administración de Justicia del Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona, Montserrat del Toro, ha presentado este jueves una denuncia ante los juzgados de guardia por la difusión de su fotografía y datos personales a través de las redes sociales tras declarar como testigo en el Tribunal Supremo, tras testificar sin que se mostrarse su imagen.

Según han indicado fuentes fiscales, tras esta denuncia en el juzgado, la Fiscalía Superior de Cataluña, así como la Fiscalía de Barcelona, procederán al archivo inmediato de las diligencias incoadas este mismo jueves por estos hechos, al haberse judicializado el caso.

En el decreto de apertura de diligencias, recogido por Europa Press, el fiscal superior, Francisco Bañeres, indicaba que las publicaciones sobre Toro van acompañadas de indicaciones que pueden facilitar su localización y de textos que "incitan expresamente al ejercicio de la violencia física sobre su persona, aparte de otros de naturaleza claramente ofensiva y vejatoria".

Apuntaba a que estos hechos contra la letrada del Juzgado de Instrucción 13 de Barcelona, que investiga el 1-O, pueden ser constitutivos de un presunto delito de obstrucción a la justicia, o de otros como descubrimiento y revelación de secretos, e injurias con publicidad a funcionario público.

Declaración judicial

La letrada Montserrat del Toro declaró como testigo por ser la funcionaria que acompañó a los efectivos de la Guardia Civil que realizaron registros dentro de una macroperación para impedir el referéndum por orden del juez en la Conselleria de Economía el 20 de septiembre de 2017 , edificio ante el que se congregaron más de 40.000 personas.

En su declaración, la funcionaria explicó que tuvo "miedo" ante la multitud de gente que había concentrada ante el edificio y que, ante la imposibilidad de que la comitiva judicial pudiera salir por la puerta tras concluir los registros, llegó a plantear salir en helicóptero.

"Me tienes que sacar de aquí, no hay salida", reclamó al que era entonces titular del Juzgado de Instrucción 13, el fallecido Juan Antonio Ramírez Sunyer, y relató como finalmente pudo salir por la azotea del edificio, escalando un muro, y saliendo por el teatro Coliseum.

Asimismo, la letrada relató que ante el edificio, durante todo ese día, había un "tumulto" de gente que gritaba consignas como: 'No saldrán', 'no pasarán' y 'votaremos'.