ECONOMÍA
07/03/2019 21:07 CET | Actualizado 07/03/2019 21:11 CET

Zara, condenada por discriminar a dos trabajadoras con reducción de jornada

La cadena de tiendas de ropa del grupo Inditex tendrá que indemnizar y readmitir a las dos trabajadoras.

Reuters
Una tienda de Zara.

El juzgado de lo social número 3 de Almería ha condenado a la cadena de tiendas de ropa Zara por vulnerar los derechos de 16 trabajadoras a las que cambió de centro de trabajo por el hecho de tener una reducción de su jornada laboral por cuidado de sus hijos menores de edad, según ha informado la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF).

Los hechos se remontan al pasado mes de octubre. La cadena, considerada el buque insignia del grupo Inditex, decidió cerrar la tienda que tenía en el centro comercial Mediterráneo de Almería para abrir un nuevo establecimiento en el nuevo centro comercial Torrecárdenas, inaugurado ese mismo mes y situado a una distancia de unos 1,6 kilómetros al norte de la ciudad andaluza o unos 20 minutos a pie del anterior.

La plantilla de la primera tienda estaba formada por 46 trabajadores, de las cuales 16 tenían reducido el horario para poder cuidar de sus hijos menores de edad, un derecho laboral recogido en el Estatuto de los Trabajadores.

La empresa no permitió conservar el horario una vez fueron trasladadas a la nueva tienda. Ocho de ellas fueron trasladadas a otros establecimientos de la marca, una de ellas situada en el centro comercial Gran Plaza de Roquetas de Mar (Almería), a 25 kilómetros de distancia del anterior puesto de trabajo. La sentencia considera que esta decisión pudo suponer una "represalia" por no aceptar las condiciones de trabajo impuestas.

"Las actoras no quisieron aceptar la propuesta de la entidad demandada, esta decidió y, a diferencia de otras trabajadoras, que sí habían transigido con la decisión empresarial, las trasladó a un centro de trabajo que dificulta el ejercicio de su derecho a la conciliación personal, familiar y laboral de la mujer trabajadora", asegura la sentencia.

La sentencia declara la nulidad de "las decisiones adoptadas por la empresa de cambiar de centro de trabajo a las demandantes". Además, condena a Zara a reincorporarlas a su puesto de trabajo en el centro comercial Torrecárdenas e indemnizar a las dos trabajadores con la cantidad de 6.250 euros.

Inditex recurrirá la sentencia

El grupo Inditex ha anunciado en un comunicado que recurrirá la sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

La empresa ha señalado que prácticamente la totalidad de la plantilla de la tienda del centro comercial Mediterráneo aceptó los nuevos horarios. "Solo en cinco casos se mantuvieron discrepancias sobre los horarios exactos", señala. De esas cinco empleadas, tres alcanzaron un acuerdo y otras dos fueron a la vía judicial. Sobre estos dos casos se ha pronunciado ahora el juzgado almeriense.

"Inditex quiere subrayar que siempre ha situado el respeto a las condiciones sociales de quienes forman parte de la empresa en el centro fundamental de su política", afirma la compañía.

Aquí puedes leer la sentencia íntegra