TENDENCIAS
11/03/2019 12:54 CET | Actualizado 11/03/2019 16:00 CET

"Mi vida propia se fue a la mierda": la reflexión de Samanta Villar en el cumpleaños de sus mellizos

Violeta y Damià cumplen tres años este lunes 11 de marzo.

CARLOS PINA
Samanta Villar, en la estación de Atocha de Madrid.

Samanta Villar está de celebración. Tal día como hoy hace tres años le cambió la vida. Porque el 11 de marzo de 2016 nacieron sus mellizos Violeta y Damià, los que le han llevado a hacer controvertidas declaraciones en medios, le han robado horas y horas de sueño y le han hecho cambiar radicalmente de vida.

De ello ha hablado este lunes en Instagram, red que como cuenta en su libro La carga mental femenina no cuida tanto como debería por la atención que le exigen los pequeños. "Mi vida propia se fue la mierda", escribe como resumen de lo que vivió en el primer año de los pequeños.

Samanta Villar: "Antes de tener hijos era plenamente feliz"

No es esa frase la única que sorprende de la publicación de Villar, que asegura que le costó mucho tener a sus gemelos. "Me había pasado cuatro años intentando tener hijos", escribe la periodista, que pese al caos inicial asegura que no cambiaría por nada del mundo a sus hijos ni la experiencia de la maternidad.

"Tal día como hoy hace 3 años empecé a dar el pecho a dos bandas después de 30 horas de parto. Me había pasado cuatro años intentando tener hijos. El primer año de crianza fue lo más duro que he vivido nunca. Es muy fuerte que ando agotada y que mi vida propia se fue a la mierda cuando ellos llegaron pero me dices ahora mismo si volvería a hacerlo y lo haría un millón de veces igual. Feliz cumpleaños amores de mi vida!! 🎂🎂

Pincha aquí si no puedes ver bien la foto

"Lo haría un millón de veces igual", apunta Villar al final de su reflexión, aunque eso no significa que le recomendaría a todas las mujeres ser madres. Como ella misma contaba hace unos días en El HuffPost le da pudor hacerlo: "Tampoco le diría a nadie que ser madre es lo mejor del mundo. "Si decides no tener a hijos no te estás perdiendo nada de felicidad, te estás perdiendo lo que es tener hijos y lo que es una crianza, pero no eres más infeliz ni te estás privando de la felicidad verdadera".

En los primeros meses de vida de sus hijos, Samanta Villar llegó a decir que se imaginaba tirando a los niños por el balcón, que había llegado a tener dolor físico por agotamiento y que si le hubiesen planteado pasar de periodista a cuidadora habría dicho no.

ESPACIO ECO