POLÍTICA
14/03/2019 07:36 CET | Actualizado 14/03/2019 10:17 CET

El enigma Trapero: ¿declarará el jueves como testigo?

Los asuntos clave sobre los que debería responder el ex jefe de los Mossos d’Esquadra en el juicio del 'procés'.

Agencia EFE
El exjefe de los Mossos d'Esquadra Josep Lluis Trapero.

No está imputado en el Tribunal Supremo ni tampoco se le ha visto en ningún momento por la Sala de Plenos. El nombre de Josep Lluís Trapero, sin embargo, sobrevuela desde el primer día las sesiones del juicio del 'procés'. Este jueves el ex jefe de los Mossos, elemento omnipresente durante cinco semanas de declaraciones, por fin hará acto de presencia y seguramente dirá la suya.

La actuación de los Mossos d'Esquadra durante el 20-S y el 1-O se ha convertido en uno de los asuntos clave del juicio. Todos los mandos policiales de la Guardia Civil y la Policía Nacional (también el exministro del Interior, Juan Ignacio Zoido) han señalado a la policía catalana como uno de los principales responsables de lo que ocurrió esos días en Cataluña. Según estos mandos, los Mossos diseñaron un operativo para simular de cara a la galería que actuaban contra el referéndum cuando en realidad trabajaban para que se celebrara.

Todo indica que Trapero accederá a declarar como testigo, aunque podría prorrogar su silencio al estar procesado en la Audiencia Nacional por rebelión.

Todo indica que Trapero accederá a declarar como testigo, aunque podría prorrogar su silencio. Su procesamiento en la Audiencia Nacional por rebelión -por el que la Fiscalía le pide 11 años de cárcel- le exime de la obligación de declarar. Trapero, no obstante, medita responder sólo a algunas preguntas asistido de su abogada, la prestigiosa penalista Olga Tubau, con la que ha preparado la declaración. La incógnita se desvelará el jueves por la mañana.

Trapero -cuyo entorno insiste en que ni siquiera es independentista- se convirtió en un personaje público a raíz de los atentados del 17-A. Las relaciones entre los cuerpos policiales, ya enrarecidas por la gestión de los atentados, saltaron por los aires en septiembre cuando se diseñaba el operativo conjunto para el 1-O.

Resumimos los asuntos claves sobre los que tendrá que declarar el otrora jefe de la policía catalana, hoy relegado a tareas administrativas dentro del cuerpo.

La relación con Pérez de los Cobos

¿Qué pasó entre el jefe de los Mossos y el coordinador del operativo policial, el Coronel Diego Pérez de los Cobos? ¿En qué momento se rompió el mecanismo de coordinación entre los cuerpos el 1-O por la mañana? Todos los testigos han descrito las profundas desavenencias -no sólo operativas, también personales- entre ambos mandos. A Trapero no le gustó que le asignaran un superior y, según Pérez de los Cobos, llegó incluso a afirmar que no reconocía su autoridad. El Coronel de la Guardia Civil se ensañó con el jefe de la policía catalana durante su declaración y le señaló como un aliado imprescindible del plan independentista.

Pérez de los Cobos calificó de "estafa" el operativo diseñado por los Mossos y acusó a Trapero de "poner palos en las ruedas" continuamente durante aquellos días de septiembre y octubre de 2017. Trapero también deberá explicar qué hacía en la reunión de la Junta de Seguridad del 28 de septiembre, a la que acudió sin estar convocado.

Agencia EFE
Captura de la señal del Tribunal Supremo con la declaración en el juicio del "procés" del coordinador del dispositivo policia del 1-O, el coronel Diego Pérez de los Cobos.

Las advertencias de los Mossos al Govern

¿Qué le dijeron exactamente Trapero y el resto de mandos policiales catalanes a Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Joaquim Forn durante las reuniones que celebraron el 26 y 28 de septiembre de 2017? Los dos responsables de los Mossos que han declarado hasta ahora -Manel Castellví y Emili Quevedo– han asegurado que transmitieron a los mandatarios los riesgos de celebrar la votación y les pidieron que la abortaran, a lo que Puigdemont se negó. También han explicado que acudieron a la reunión del 28 a petición de Trapero, después de que el Mayor les explicara que había ido mal su primer encuentro con el president dos días antes.

La declaración de Trapero sobre estos encuentros no presentará, en principio, muchas sorpresas. El ex dirigente policial ya declaró ante la jueza Carmen Lamela en la Audiencia Nacional que él advirtió a los responsables políticos de los riesgos de la votación. Las preguntas de las acusaciones y las defensas, no obstante, permitirán obtener nuevos detalles sobre estas reuniones y ver si Trapero alertó de posibles casos de violencia o se refirió a problemas de seguridad.

La actuación de los Mossos el 20-S, el 1-O y el fin de semana anterior

¿Omitieron los Mossos sus funciones durante la manifestación alrededor de la Consellería de Economía el 20-S? ¿Cómo actuaron durante el 1-O? ¿Por qué los antidisturbios de los Mossos no salieron de Barcelona durante toda la jornada? ¿Qué pasó el fin de semana antes, cuando miles de familias ocuparon los colegios y había una orden del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) de cerrarlos en caso de que se estuvieran haciendo preparativos para el referéndum?

Trapero deberá responder muchas preguntas operativas sobre el despliegue de la policía catalana en estas tres fechas clave. Los otros mandos de los Mossos han defendido el dispositivo y han asegurado que hubieran necesitado entre 30 y 40.000 efectivos para cumplir las órdenes de la Fiscalía (en 2017 había 16.610 agentes de Mossos).

El que fue máximo responsable de los Mossos deberá responder también a las acusaciones de los mandos estatales de haber preparado un contingente como si fuesen unas elecciones al uso. También habrá que estar atentos a cómo salpica su declaración a Joaquim Forn, el exconseller de Interior. Forn, en su declaración, evitó señalar a Trapero y le desvinculó de cualquier decisión política.

EL HUFFPOST PARA SKODA