TENDENCIAS
14/03/2019 15:55 CET | Actualizado 14/03/2019 16:03 CET

El último mensaje de una madre a su hija, oculto en sus zapatos de boda

"Me quedé en shock, hecha polvo. No podía respirar, no podía hablar".

Esta mujer no pudo evitar echarse a llorar cuando descubrió un mensaje secreto inscrito en los zapatos de su boda. Era un regalo de su madre, que había muerto dos años atrás.

Emma Letts, de Leicestershire (Reino Unido), se comprometió en 2016, un mes antes de que a su madre le diagnosticaran cáncer de pulmón terminal. Letts esperaba que su madre pudiera verla casarse con su prometido, Richard, el próximo mes de agosto, pero murió en 2017.

Aunque la madre de Emma no estuviera presente durante las preparaciones de la boda, dejó una sorpresa para que su hija la descubriera al ir a recoger los zapatos para su boda en una tienda local.

Cuando Emma se comprometió, la joven de 34 años dejó una señal para la compra de unos zapatos en la tienda Lace and Love, de Leicestershire.

Lo que ella no sabía es que su madre se los había pagado y había dejado una nota para que se la escribieran en la suela.

"Quería que tuvieras un regalo mío en el día de tu boda", dice el mensaje. "Tus zapatos de boda son mi regalo. Espero que tengas un día mágico. Te mando mucho amor y un abrazo muy fuerte. Mamá".

Emma fue a recoger los zapatos la semana pasada y descubrió la nota de su madre. "No tenía ni idea. Mi prometido sí lo sabía", ha contado a la BBC. "Me quedé en shock, hecha polvo. No podía respirar, no podía hablar".

Amanda Weise, propietaria de Lace and Love, cuenta: "Tristemente, [la madre de Emma] murió antes de que los acabáramos. La novia se emocionó tanto al recogerlos".

Emma también ha compartido la historia en Facebook, donde añade: "No puedo dejar de mirar estos preciosos zapatos. Estoy completamente enamorada".

La novia explica que ha recibido una gran cantidad de mensajes de apoyo después de compartir su historia: "Obviamente, es genial oír esto, que hay gente que ya ha pasado por lo que estoy sintiendo". "Y saber que hay otras personas ahí fuera que están planeando su boda y tampoco tienen a su madre ahí", concluye.

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Reino Unido y ha sido traducido del inglés.