POLÍTICA
14/03/2019 16:07 CET | Actualizado 15/03/2019 10:59 CET

Hallan muertos a los dos niños desaparecidos en Godella (Valencia)

Ha sido la madre, detenida, quien ha indicado a las autoridades dónde estaban los cuerpos de los pequeños, de tres años y cinco meses.

EFE
Buscan a dos menores desaparecidos tras una discusión de sus padres.

El desenlace no podría haber sido peor. Los dos niños desaparecidos el pasado miércoles en Godella (Valencia) han sido localizados sin vida enterrados a pocos metros de la caseta que okupaba la familia. La Guardia Civil ha detenido a la madre y al padre. El caso sigue abierto, según fuentes de la investigación.

La madre ha sido detenida tras señalar a los investigadores el lugar donde se encontraban los cadáveres. Los cuerpos han sido localizados enterrados de forma separada muy cerca de la casa donde vivían en dos espacios distintos, uno a unos 75 metros y el otro a aproximadamente 150 metros.

Así lo ha aseverado esta noche, en declaraciones a los medios de comunicación, el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Juan Carlos Fulgencio, quien ha confirmado que la mujer ha sido arrestada y que el padre de los menores se encuentra aún siendo interrogado policialmente. Ninguno de los dos ha confesado la autoría de los hechos.

Ni el padre ni la madre ha confesado la autoría

Según ha señalado Fulgencio, aunque en un primer momento la madre no ha mostrado una actitud de colaboración con la Guardia Civil y realizaba manifestaciones confusas como que sus hijos "tenían que resucitar", los agentes han podido convencerla finalmente de la conveniencia de que revelara dónde se encontraban los cuerpos de la niña de cinco meses y del niño de tres años y medio.

Cuando la madre ha accedido a decir dónde se encontraban los restos de los pequeños, se ha dejado la zona expedita "para preservar las pesquisas y evitar que la mujer se arrepintiera". El juez ya ha levantado uno de los cadáveres y en estos momentos se está procediendo al levantamiento del segundo.

A preguntas de los periodistas, Fulgencio no ha detallado si el padre ha atribuido a la madre el asesinato de los niños ni si se encontraba bajo los efectos de alguna sustancia por tratarse de datos que ha de determinar la práctica forense y que están bajo el secreto de la investigación. Cuando se le ha preguntado si podía haber violencia de género, ha contestado que "difícilmente" se puede calificar así "pero en todo caso eso lo habrá de determinar la investigación", ha insistido.

Un interrogatorio lleno de contradicciones

Después de varias horas de interrogatorio con versiones contradictorias de los padres, la madre se ha derrumbado y ha conducido a los investigadores hasta el lugar donde estaban los cadáveres de la niña de cinco meses y del niño de tres años y medio.

Los niños fueron vistos por última vez este pasado miércoles por una amiga de la familia que les llevó comida. Su búsqueda había continuado por los alrededores de la casa durante esta tarde, mientras los padres declaraban en el puesto de la Guardia Civil de Moncada (Valencia).

Las alertas han saltado este jueves por la mañana cuando un vecino ha informado a la Policía de que había visto a la mujer corriendo desnuda y ensangrentada. Cuando los agentes han llegado a la vivienda solo estaba el padre, Gabriel, que ha dicho con el cuerpo lleno de sangre que "están todos muertos" y que su esposa se había metido en la piscina para reencarnarse en sus hijos, según el diario Las Provincias. La mujer ha sido encontrada por los agentes horas después escondida en un bidón.

EFE
Godella

Los padres sufren problemas psiquiátricos, según fuentes de investigación consultadas por El País. El padre ha declarado que la madre intentó ahogarlos este miércoles por la noche, aunque ambos han incurrido en incoherencias en la declaración y se han mostrado muy poco colaboradores. Los servicios sociales tenían abierto un expediente sobre la familia que podría haber desembocado en la retirada de la custodia.

El dispositivo ha estado formado por 110 efectivos con participación de Guardia Civil, Policía Nacional y Local, voluntarios de Protección Civil y bomberos con perros de búsqueda especializados en hallar personas vivas y fallecidas.