POLÍTICA
14/03/2019 11:25 CET | Actualizado 14/03/2019 11:25 CET

La reacción de Ada Colau a la polémica medida de Casado para las inmigrantes que tiene miles de retuits

La publicación acumula ya más de 5.600 compartidos y 10.000 'me gustas'.

Agencia EFE
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. EFE/Archivo

El partido liderado por Pablo Casado contempla la puesta en marcha de una Ley de Apoyo a la Maternidad —si consigue llegar a La Moncloa— en la que se incluye que una mujer en situación irregular en España no será expulsada del país durante el periodo de embarazo en el caso de que haya decidido dar a su bebé en adopción.

Esta propuesta ya está recogida en el Protocolo contra el Abandono de recién nacidos de la Comunidad de Madrid puesto en marcha en 2009 y el objetivo del PP es implementar esta normativa a nivel nacional, según han indicado a Europa Press fuentes populares. Según este protocolo, dirigido a personas en riesgo de exclusión social, la entrega del bebé no tiene consecuencias legales ni administrativas para la mujer. Es un proceso de carácter confidencial que evita su conocimiento en el entorno social y laboral de la mujer, dado que sus datos están sujetos a reserva.

Una de las reacciones más sonadas en redes sociales a la polémica medida ha sido la de Ada Colau, que ha calificado de "secuestradores de niños" a los dirigentes del PP por proponer una ley de apoyo a la maternidad que contemple que las mujeres inmigrantes que están en situación irregular y vayan a dar a un hijo en adopción no puedan ser expulsadas mientras dure el proceso.

En un mensaje en su cuenta de Twitter en el que se hace eco de una noticia de eldiario.es con el título "El PP propone en una ley de maternidad retrasar la expulsión de las mujeres sin papeles si dan a sus hijos en adopción", Colau escribe: "Machistas. Racistas. Clasistas. Solo faltaba secuestradores de niños. Fascistas".

"Toda persona demócrata debe votar en las próximas elecciones para impedir que esta gentuza pueda llegar al poder", concluye el mensaje de la alcaldesa de Barcelona.

ESPACIO ECO