TENDENCIAS
14/03/2019 17:53 CET | Actualizado 14/03/2019 18:01 CET

Qué es la fascitis plantar, a quién afecta y cómo se puede tratar

Este traumatólogo arrasa en Twitter con la explicación de esta patología.

¿Has oído hablar alguna vez de la fascitis plantar? ¿Sabes exactamente en qué consiste?

Lo más probable es que la mayoría de los que se enfrentan a estas dos preguntas respondan con un sí a la primera, pero tengan que decir no a la segunda.

La fascitis plantar es una dolencia tan común en los adultos como desconocida. Si nunca la has padecido es muy probable que tengas a alguien cercano que la haya sufrido aunque no sepas mucho más. Para arrojar luz en este tema, el doctor García-Jiménez, especialista en Cirugía Ortopédica y Traumatología, ha respondido a esa pregunta (y a otras paralelas) a través de un exitoso hilo de Twitter.

Su hilo arranca con dos cuestiones: qué es la fascia plantar y qué es una fascitis.

Lo siguiente para este especialista es aclarar cómo se manifiesta esta dolencia, cuándo y cómo se puede atajar el dolor. "Suele calmarse al rato de caminar", escribe.

¿Por qué se inflama esta fascia? es la siguiente pregunta que responde García-Jiménez. En este caso hay dos posibilidades: "sobrecarga crónica o por traumatismos repetitivos". Hay personas con perfiles más propensos a sufrir fascitis.

Saber si tenemos fascitis plantar es bastante sencillo.

También se puede detectar a través de una radiografía. Ahí entra en juego el espolón, pero no es lo que duele. Lo que duele es la fascia, que recordamos es "la capa fina de tejido conectivo que tiene como objetivo soportar la planta del pie".

¿La solución? Antes de pasar por el quirófano, hay antiinflamatorios, rehabilitación —aquí tienes unos cuantos ejercicios que puedes hacer— e infiltraciones de la fascia plantar. También puede ayudar el talón ortopédico para descargar la zona de apoyo.

Dentro de los tratamientos conservadores también están las ondas de choque, pero son dolorosas y sus efectos no son inmediatos. "Mejor probarlo cuando ya llevamos 6 meses de todo lo demás y no tenemos mejoría", apunta el especialista. Sería algo así como el paso previo a la cirugía.

Y, no, la cirugía no te libra de la rehabilitación. Esa es obligada SIEMPRE.