ECONOMÍA
14/03/2019 13:19 CET | Actualizado 14/03/2019 13:20 CET

Si eres autónomo esto te puede cambiar la vida

35 motivos para la esperanza...

EFE
EFE

La Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA) ha presentado este jueves un documento con 35 propuestas para mejorar la situación del trabajo por cuenta propia en España, entre las que se incluyen tarifas planas, una rebaja de la presión fiscal al colectivo, la implantación de un subsidio por desempleo de 426 euros mensuales para los autónomos que agoten la prestación por cese de actividad, y la posibilidad de que la pensión de jubilación pueda calcularse sobre toda la vida laboral, eligiendo para ello el 75% de los mejores años de cotización y el 25% de los peores.

El documento, presentado este jueves en rueda de prensa por el presidente de ATA, Lorenzo Amor, gira en torno a seis ejes fundamentales: fomentar el emprendimiento en determinados colectivos y la contratación por parte de los autónomos; mejorar la protección social del colectivo y la sostenibilidad del sistema de pensiones; combatir la economía sumergida y el mal uso de la figura de los 'falsos autónomos'; revisar el régimen tributario para reducir la presión fiscal; mejorar el régimen sancionador de la morosidad, y facilitar la segunda oportunidad.

"Nos enfrentamos a unas elecciones que van a ser varias convocatorias electorales y en las que nosotros les pedimos a los políticos que lleguen a consensos, que lleguen a acuerdos, que den certidumbre y estabilidad a los autónomos", ha subrayado Amor.

Entrando en el detalle del documento, en materia de protección social y pensiones, ATA pide que se tenga en cuenta toda la vida laboral para el cálculo de la pensión de jubilación de los autónomos (75% de los mejores años cotizados, 25% de los peores); el establecimiento de una ayuda de 426 euros mensuales durante un máximo de seis meses para aquellos que hayan agotado la prestación por cese de actividad; la ampliación de la jubilación activa al 100% a todos los autónomos, sin necesidad de contratar a un trabajador, y propiciar que todos los autónomos que puedan permitírselo eleven voluntariamente su base de cotización.

La organización no se muestra de acuerdo con adecuar las cotizaciones a los ingresos dadas las dificultades para determinar éstos en tiempo real y de aplicar esta medida a todos los colectivos de autónomos. Lo que propone ATA es que anualmente se le envíe al autónomo un informe de su vida laboral simulando la cuantía de todas sus prestaciones y su pensión en función de su base de cotización, así como las prestaciones que le corresponderían si aumentaran su base en 100 euros.

En este sentido, ATA señala que actualmente cotizar sobre la base mínima da derecho a una prestación aproximada de 750 euros, que subiría a 1.000 euros si se cotizaran 100 euros más.

También plantea que el autónomo pueda realizar aportaciones voluntarias al inicio del ejercicio, sin modificar su cuota mensual, pero computando como si estuviera cotizando por una base mayor.

En el caso de que se opte finalmente por un sistema de cotización proporcional a los ingresos, ATA entiende que la sobrecotización o infracotización debería corregirse al final de cada ejercicio fiscal.

Salario mínimo de 1.050 euros para los TRADE

En cuanto a los trabajadores económicamente dependientes (TRADE), que son aquellos que perciben al menos el 75% de sus ingresos de un único cliente, ATA plantea que sea el TRADE y no el cliente el que se registre en el sistema RED de la Seguridad Social; que tengan un sueldo mínimo de 1.050 euros mensuales para evitar abusos, y que se cree la figura del TRADE digital (aquel cuya facturación total obtenida de plataformas digitales suponga al menos el 75% de sus ingresos).

En sus propuestas, ATA demanda que sea obligatorio darse de alta en el Régimen de Autónomos (RETA) a efectos registrales, sea su actividad habitual o no, y que se establezca una tarifa plana de cotización de 30 euros mensuales para los menores de 25 años que estén cursando estudios universitarios, reglados o FP que se lancen a emprender; otra de 60 euros para los autónomos que tengan ingresos inferiores al salario mínimo interprofesional (SMI) durante dos años (prorrogables a otros dos); y eximir de cotización a los autónomos cuyos ingresos no superen la mitad del SMI anual y puedan demostrar periodos discontinuos de actividad.

También plantea una tarifa plana de 30 euros durante dos años a las mujeres del ámbito rural que decidan emprender; ampliar la tarifa plana de 60 euros mensuales de 12 a 24 meses para las autónomas que se reincorporen a la actividad tras ser madres, y establecer una tarifa plana para los autónomos que contraten a su primer trabajador.

En materia fiscal, ATA pide garantizar los aplazamientos del IVA para los trabajadores autónomos; permitir la deducción en el IRPF del 100% del gasto del vehículo cuando éste sea eléctrico y del 100% del IVA a la adquisición del mismo; eximir de tributar por IVA durante los dos primeros años de actividad a los nuevos autónomos que facturen menos de 30.000 euros anuales, y suprimir de tributación las indemnizaciones por extición de contrato de los TRADE que se vean inmersos en un expediente de regulación de empleo (ERE), entre otras medidas.

EL HUFFPOST PARA TOYOTA