BLOGS
07/10/2015 07:02 CEST | Actualizado 06/10/2016 11:12 CEST

Cómo viajar sola destrozó mi vida sentimental

alyssa ramosMi yo de hace un año esperaba que me casara con 29 y que tuviera un bebé a los 30 porque era lo que parecía que la sociedad y la familia esperaban de mí. Mi yo de hace un año también era una idiota que casi no se va de viaje por el hecho de estar en una relación abusiva...

2015-09-22-1442941350-9046948-AlyssaRamosloweremeraldpool.jpg

Hasta hace aproximadamente un año, me imaginaba a mí misma en una relación seria y prometiéndome dentro de cinco meses, ya que es cuando cumpliré 28 años. Mi yo de hace un año esperaba que me casara con 29 y que tuviera un bebé a los 30 porque era lo que parecía que la sociedad y la familia esperaban de mí. Y con la sociedad me refiero a Facebook.

Mi yo de hace un año estaba en una relación con alguien que quería todas esas cosas, pero a quien no le parecía bien el viaje de tres semanas por el mundo que mi yo de hace un año y medio había planeado antes de que empezáramos a salir. Mi yo de hace un año también era una idiota que casi no se va de viaje por el hecho de estar en una relación abusiva... pero no me meteré en eso.

Desde entonces he visitado ocho países en un año y a día de hoy estoy más feliz que nunca y, por una vez, no estoy preocupada porque se me pase el arroz o por encontrar una pareja con la que tener hijos.

Así que sí, diría que mis pequeñas escapadas en solitario han destruido mi vida sentimental, pero lo digo en el mejor sentido. He aquí el porqué:

Viajar sola amplió mis horizontes

2015-09-22-1442941399-6230756-GrandCanyonMyLifesAMovie.jpg

Después de la ruptura y de viajar casi siempre en solitario por tres continentes en tres semanas, mi yo de hace un año aprendió mucho. Para empezar, aprendí que existe esta cosa gigante llamada planeta, que está lleno de millones de personas y que no todas son gilipollas. De hecho, estoy bastante segura de haberme enamorado un par de veces en estos viajes, lo que me hizo darme cuenta de que nunca se sabe en qué lugar del mundo está tu alma gemela.

Me hizo centrarme en lo que de verdad quería

2015-09-22-1442941427-3757097-GrandCanyon.jpg

Cuando volví de ese viaje hace un año, mis planes de tener una relación seria a los 28 se transformaron en planes para viajar por los siete continentes antes de llegar a los 28. A partir de ese momento, me centré en trabajar duro para poder viajar y mantenerme lejos de los gilipollas. Me pasaba el día trabajando en escribir contenido por el que me pagaran desde la cocina; después, cambiaba de postura y me sentaba en el suelo mientras escribía publicaciones en mi blog, bebiendo vino y viendo capítulos repetidos de Friends. Así, no me sentía tan marginada.

Se me quitaron las ganas de ir a cualquier sitio en el que se conocen chicos

2015-09-22-1442941461-1683161-AntelopeValley.png

Dejé de salir porque después de viajar a sitios que no había visto antes se me quitaron las ganas de ir a bares o discotecas abarrotados de gente. Todo lo que quería hacer era trabajar para poder viajar más. Por supuesto, antes del viaje tampoco me apetecía mucho ir de fiesta, pero es un poco difícil conocer gente si no sales. Digamos que estaba conociendo a tan pocos chicos que hasta me planteé volver con el que me había maltratado.

Hizo que los chicos entendieran lo que no es

2015-09-22-1442941516-7378014-HavasuFalls.png

A los pocos chicos que conocí... los conocí en Tinder, así que obviamente tampoco funcionó. Tenía la sensación de que estar en Tinder es pedir a gritos conocer gilipollas, sobre todo por la fama que tiene de ser una aplicación para buscar sexo. Aun así, le di una oportunidad. Yo tuve algo de suerte y conocí a un cirujano pediátrico de 28 años muy dulce y a quien no le importaba cuánto viajara porque solía estar trabajando. Era el matrimonio perfecto que siempre había soñado, excepto porque no teníamos nada en común aparte de la carrera de biología y unos horarios de trabajo poco habituales.

Ha hecho que no me conforme fácilmente

2015-09-22-1442941554-7868735-CalfCreekFull.jpg

La ruptura de la relación (por la que mi madre probablemente todavía esté enfadada conmigo) me abrió los ojos para llegar a la conclusión de que no me voy a conformar con cualquier cosa. No voy a intentar estar con alguien que no me apasione por completo, del mismo modo que no me voy a quedar con alguien que abuse de mí solo porque me vuelva loca. Viajar me ha hecho darme cuenta de que hay más cosas que experimentar en la vida y que conformarse, especialmente con alguien con quien no tendrías que estar, es una idea horrible.

Me hizo interesarme solo por chicos que viajan

2015-09-22-1442941577-3438128-Zionheart.jpg

Para terminar, la última razón por la que viajar ha estropeado mi vida sentimental es porque me ha hecho interesarme únicamente por chicos que viajan. Esto es una cuestión de suerte porque, normalmente, los chicos que ya viajan no están acostumbrados a contar con alguien más para sus viajes o es difícil ponerse de acuerdo con ellos. También están acostumbrados a relaciones poco convencionales, a distancia y nada serias, a menos que, de pronto, encuentren a esa chica que les haga querer recorrer el mundo juntos. Puede que sea un reto conseguir ese tipo de relación ideal, pero, repito, viajar en solitario siempre me da ganas de asumir retos.

Este post fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Irene Martín Pineda