INTERNACIONAL

¿Qué narices pasa con el Brexit?

La falta de avances complica cada vez más que se alcance un acuerdo en la cumbre europea de este miércoles.

17/10/2018 10:00 CEST | Actualizado 17/10/2018 10:04 CEST

Las negociaciones para llegar a un acuerdo comercial de Brexit con la Unión Europea se prolongaron más allá del fin de semana, y no parece que los problemas de la primera ministra se hayan resuelto por el momento.

Las conversaciones de última hora mantenidas entre Dominic Raab (Secretario de Estado del Reino Unido para el Brexit) y Bruselas terminaron estancadas a pocos días de una nueva cumbre con los líderes de la UE, que se celebra este miércoles 17.

¿Qué es lo que está pasando con el Brexit? A continuación puedes leer (casi) todo lo que necesitas saber.

¿Qué narices ha pasado este fin de semana?

Barcroft Media via Getty Images
Dominic Raab, Secretario de Estado del Reino Unido para el Brexit.

Los planes de Theresa May sufrieron otro revés más.

Dominic Raab realizó una visita sorpresa a Bruselas para dialogar con el negociador de la UE para el Brexit, Michel Barnier, pero no lograron alcanzar ningún acuerdo.

En esta falta de avances tuvo mucho que ver la discrepancia en las medidas para prevenir una 'frontera dura' con la República de Irlanda, un asunto que ha tensado de forma recurrente las negociaciones para el Brexit.

Barnier tuiteó el domingo que, "pese a los grandes esfuerzos", algunos asuntos fundamentales estaban todavía "abiertos".

La falta de avances echó por tierra cualquier posible esperanza de alcanzar un acuerdo antes de la cumbre de este miércoles entre los líderes de la UE.

Ahora es posible que otra cumbre programada para noviembre se utilice como reunión extraordinaria para debatir sobre los posibles planes de emergencia en caso de un Brexit sin acuerdo.

"Nos hemos reunido hoy con Dominic Raab y el equipo de negociación del Reino Unido. Pese a los grandes esfuerzos, siguen abiertos algunos asuntos fundamentales, como la red de seguridad para República de Irlanda e Irlanda del Norte con el fin de evitar una frontera dura. Pediré la opinión de los otros 27 países de la UE y del Parlamento Europeo sobre las negociaciones del Brexit".

¿Qué narices es eso de la frontera dura y la red de seguridad?

La Unión Europea propone una "red de seguridad" que permitiría a Irlanda del Norte seguir bajo la legislación de la UE tras el Brexit.

La posibilidad del acuerdo surgió como alternativa a una frontera irlandesa dura.

La primera ministra la consideró "inaceptable" y el Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte criticó la propuesta.

Como alternativa, May sugirió un "acuerdo aduanero provisional" para todo el Reino Unido que fue recibido con escepticismo por parte de los partidarios del Brexit, quienes temen que un acuerdo de este tipo impida al Reino Unido establecer acuerdos comerciales libres con el resto del mundo.

El político conservador Boris Johnson acusó en su columna en The Telegraph a la UE de obligar a elegir al Reino Unido entre "la separación o la sumisión".

Escribió este fin de semana: "Al dar por hecho que van a cambiar los acuerdos constitucionales del Reino Unido, la UE nos está tratando con manifiesto desdén".

"Como un jugador de ajedrez que te obliga a sacrificar a la reina para salvar al rey, la Comisión Europea le está ofreciendo al Gobierno del Reino Unido lo que parece ser una decisión binaria. Es una decisión entre la ruptura del país o la subyugación del país, entre la separación o la sumisión", escribió Boris Johnson.

Simon Dawson/REUTERS
Theresa May

¿Qué narices pasa con el puesto de Theresa May? ¿Corre peligro?

Posiblemente.

May está entre la espada y la pared, analizando cómo gestionar las posibles dimisiones en su gabinete y las presiones del Partido Unionista Democrático si se ciñe al acuerdo de aduanas que propuso.

Con vistas a la reunión de su gabinete el martes 16 para aprobar el plan, ya se hablaba de que las políticas conservadoras Andrea Leadsom, Penny Mordaunt y Esther McVey estaban planteándose la dimisión.

La inquietud en el seno de su propio partido ha provocado que se empiece a hablar de David Davies, predecesor de Raab, como nuevo líder provisional.

De hecho, Nadine Dorries, diputada conservadora, tuiteó que Davies podía ser la clase de líder capaz de lograr un Brexit que contara con la aprobación de los euroescépticos.

Además, el propio Davies advirtió en The Sunday Times que si no lograban alcanzar un acuerdo de comercio, tendrían que pagar 39.000 millones de libras (unos 44.500 millones de euros) a Bruselas.

¿Qué narices pasó el lunes en la Cámara de los Comunes?

May insistió en que aún era posible alcanzar un acuerdo de Brexit pese al punto muerto en el que se encontraban las negociaciones.

Pidió mantener la cabeza fría tras el fracaso de las conversaciones a la hora de superar las diferencias y avisó de que no alcanzar un acuerdo sobre la frontera podría provocar que el Reino Unido abandonara la UE sin acuerdo en marzo de 2019.

Sin embargo, horas después, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, afirmó que aunque había buena voluntad por ambas partes, las negociaciones habían sido más complicadas de lo esperado y que era "más probable que nunca" que el Reino Unido abandonara la Unión Europea sin acuerdo.

Entretanto, Sammy Wilson, portavoz del Partido Unionista Democrático para el Brexit, que sostiene el gobierno en minoría de May en la Cámara de los Comunes, comentó que ahora era "probablemente inevitable" un Brexit sin acuerdo debido a la "intransigencia" de los negociadores de la UE.

¿Qué narices va a pasar en la cumbre de hoy?

Este miércoles se celebra una cumbre en el Consejo Europeo con la esperanza de alcanzar un acuerdo de comercio provisional, pero lo cierto es que no parece muy probable.

La cumbre de los líderes de la UE se centrará en el avance de las negociaciones del Brexit, así como en la migración y la seguridad interior de la UE.

Aunque al parecer no había programadas más conversaciones entre la primera ministra y Bruselas antes de la reunión de hoy, May aseguró que el Gobierno seguía "comprometido a hacer progresos".

Este artículo fue publicado originalmente en el 'HuffPost' Reino Unido y ha sido traducido del inglés por Daniel Templeman Sauco.

Marcha londinense contra el Brexit

MARCHA POR EUROPA
DANIEL LEAL-OLIVAS / AP
ORGULLOSOS DE SER EUROPEOS
DANIEL LEAL-OLIVAS / AP
MANIFESTANTE PROEUROPEO
PAUL HACKETT / REUTERS
SUECA, BRITÁNICA, EUROPEA
DANIEL LEAL-OLIVAS / AP
ANTE EL PARLAMENTO
D. L. O. / AP
"NO SIN EUROPA"
PAUL HACKETT / REUTERS
COLORES QUE UNEN
NEIL HALL / REUTERS
"FARAGE VUELVE AL INFIERNO"
REUTERS
LAGRIMAS POR EUROPA
NEIL HALL / REUTERS

Comentarios