BLOGS
19/02/2014 07:05 CET | Actualizado 19/04/2014 11:12 CEST

La sabiduría de las masas: nuevos métodos para mejorar las predicciones

En1906 Francis Galton, uno de los estadísticos más importantes de la historia, descubrió la sabiduría de las masas. La idea básica es que, a título individual, nadie es bueno haciendo predicciones. Pero comportados como un todo, la predicción única de una multitud es mucho más precisa.

En1906 Francis Galton, uno de los estadísticos más importantes de la historia, a quien se le atribuyen conceptos tales como la correlación o la regresión a la media, hizo el descubrimiento de sabiduría de las masas (wisdom of the crowds). La anécdota se conoce hoy como el buey de Galton y comienza en una feria de ganado en Plymouth, donde le llamó la atención una competición sobre el peso de un buey. El objetivo era adivinar el peso de la pieza una vez descuartizada y preparada. Cerca de 800 personas participaron, escribiendo su predicción en un ticket de papel. El ganador se llevaría un premio. Galton recopiló todos los datos, y los analizó estadísticamente. Descubrió que la estimación media de todos los participantes estaba sorprendentemente cerca del peso real del buey (1.198 libras). En concreto se desviaba sólo por 1 libra. Esta estimación no sólo era mejor que la del ganador individual de la competición, sino que era mejor que las cifras que muchos expertos habían dado.

La idea básica es que, a título individual, nadie (ni los expertos) es bueno haciendo predicciones. Pero comportados como un todo, la predicción única de una multitud es mucho más precisa. Agregando (correctamente) los trozos de información de la gente, las partes imprecisas se compensan con las correctas y, si la comunidad es suficientemente grande, el resultado tiende a ser veraz.

Obviamente, la esencia es: ¿Cómo agregar las predicciones individuales?. Ahí es donde entran los mercados de predicciones, como mecanismo para poner a competir a los participantes por acertar en sus predicciones.

Mercados de predicciones

En EEUU existen mercados de predicciones desde hace décadas, como por ejemplo The Iowa Electronic Markets, especializado en cotización de eventos políticos. Es mundialmente famoso el caso de las elecciones de Obama contra Romney, en las que el último candidato llegó a tratar de manipular el resultado de los mercados de predicciones en la ambición de, mediante la predicción, influir en la acción (la elección del voto real).

Otro gran caso de éxito es Hollywood Stock Exchange, que cotiza la taquilla de los estrenos de cine y música. Una gran plataforma que opera con dinero virtual y que fue comprada por la entidad financiera Cantor Fitzgerald, dada su importancia como barómetro o sentimiento que determina decisiones de inversión en el mundo del cine.

En España nace ahora FuturaMarkets.com. Mercado pionero que aspira a introducir juicio humano en las predicciones de interés a este lado del océano. Un algoritmo propio de creación de mercado asegura que el precio de equilibrio del mercado determina directamente la probabilidad estimada de ocurrencia de cada evento cotizado. El dinero virtual que usa la plataforma se denomina Futuras, y facilita que no exista coste temporal por realizar predicciones de manera eficiente, mientras que, a su vez, se eliminan sesgos en la opinión de los participantes mediante los incentivos del mercado, como son el establecimiento de rankings (meritocracia) y competiciones con premios reales.

La mejor forma para entender cómo funciona un mercado de predicciones es un ejemplo:

¿Superará la abstención en las elecciones europeas el nivel del 50%?

Si creen que efectivamente sucederá, pueden comprar acciones al SI. Según la intensidad de su creencia podrá invertir en la compra de 1, 5 o 10 acciones, por ejemplo, en esta respuesta. Si, por el contrario, creen que NO sucederá, podrán invertir en acciones del NO.

Cuando se resuelva el contrato, si aciertas, tus acciones pagan 100. Y cero en caso contrario. De esta manera las predicciones cotizan entre 0 y 100 Futuras, y gracias a la mecánica del algoritmo de market-making del mercado, el precio cotizado coincide exactamente con la probabilidad estimada de ocurrencia. En este caso por ejemplo, cotizamos una probabilidad del 66,6% de que la abstención supere el 50% en las elecciones europeas.

Si su creencia cambia con el tiempo, podrán invertir más acciones para reforzar "su apuesta" por una de las respuestas, o podrán vender sus acciones si creen que ya no sucederá lo mismo, cambiando el precio del mercado en consonancia. De hecho ¡el consenso de mercado cambia en tiempo real!

The Economist escribió hace un tiempo unas sabias palabras: "En cada acción que los Gobiernos, las empresas o las personas realizan, están haciendo predicciones implícitas sobre el futuro". Esto es un hecho. Nuestras decisiones se basan en la expectativa que tenemos sobre cómo será el futuro y cómo estas decisiones impactarán en él. Las predicciones son tan importantes como las decisiones que conllevan.

Aquí está el potencial de los mercados de predicción: por fin podremos aspirar a hacer predicciones gracias a la unión de todos los individuos por separado y, además, encontraremos de una manera robusta a los mejores predictores del mundo, que serán aquellos que más rentabilidad tengan en sus carteras de inversiones.

Te invitamos a registrarte en FuturaMarkets.com y te daremos 5.000 Futuras para comenzar a predecir el futuro hoy mismo. Recuerda, si sabes más que el resto no estás apostando, estás invirtiendo.