BLOGS
09/07/2018 07:29 CEST | Actualizado 09/07/2018 07:29 CEST

Las misándricas

PIXABAY

Crónica-ficción de muchas muertes anunciadas... en un mundo alternativo heteromatriarcal.

Las mujeres que no amaban a los hombres

En el mes de julio de 2018, cinco hombres murieron a manos de las mujeres. No ha fallecido ninguna mujer a manos de un hombre en lo que va de año. La cifra anual de "machocidios" ha sido superior a cincuenta en la última década.

  1. La loca del coño. Un estudiante de veinte años fue asesinado por su novia el uno de julio. La presunta asesina, de dieciocho años, sufrió un ataque de celos mientras la pareja salía por la noche de bares. En torno a las tres de la madrugada, la chica le hizo una felación al novio en plena calle. Él no intuyó que en realidad su amante tenía un cúter con el que le seccionó el glande. La víctima perdió la consciencia y se desangró hasta acabar fiambre. La policía halló el cuerpo junto al de ella, que se había cortado las venas.
  2. La despechada. Una mujer de treinta y cinco años acabó con la vida de su marido. Los cónyuges estaban en trámites de divorcio. La presunta homicida tuvo una gran discusión con su esposo en el piso donde vivían. El hombre fue a la terraza a fumarse un cigarro, momento que ella aprovechó para empujarlo por el balcón. El agredido cayó desde un séptimo piso y murió en el acto. Ella llamó a la policía y se declaró culpable.
  3. La mujer a lo bonzo. Una anciana de setenta y ocho años perdió la vida al hacer explotar la cocina. Acabó con la vida de su marido y de sus dos nietos, que estaban al cuidado de los abuelos. Se presume que fue intencionado porque ella ya había expresado sus intenciones públicamente, aunque no había denuncias previas.
  4. La loca de los gatos. Una mujer de sesenta años, cuyo marido padecía Alzheimer, asfixió a su esposo y a sus cuatro gatos. La presunta agresora tiene heridas leves tras intentar ahorcarse en el cuarto de baño.
  5. La madre sin custodia compartida. Una mujer de cuarenta años a la que le habían negado la custodia compartida secuestró a su marido a la salida de su trabajo. Lo violó con una botella de cerveza, lo enterró a las afueras de la ciudad y después se entregó a la policía. Aún no se sabe dónde yace el cuerpo porque la presunta asesina se niega a cooperar con las autoridades.
  6. La jauría. Un grupo de feministas radicales en San Fermín abusó de un joven de dieciocho años. Lo penetraron oral y analmente con varios tipos de dildo. Si nos basamos en la jurisprudencia, parece que en el juicio se aceptará el prevalimiento, mas no la intimidación. El fallo judicial aún tardará varios años.

Coda

Varios colectivos de mujeres denuncian su desvalimiento ante el extremismo de la llamada tercera ola de la masculinidad. Sostienen que se les trata de forma discriminatoria y que la ley no es igual para todos. Afirman que la misandria (el odio a los hombres) y el heteromatriarcado no son más que mitos. Reclaman la igualdad plena y la abolición de cualquier discriminación positiva hacia los hombres.

Obviamente, estas mujeres se consideran a la vanguardia de los derechos del hombre (hombre en sentido masculino, claro, no en el sentido genérico de hombres y mujeres).

Postdata: Si no has entendido la alegoría invertida o el sarcasmo de este artículo, no te preocupes, que soy un hombre y te lo puedo explicar (un mansplaining de libro).

NOTICIA PATROCINADA