BLOGS
30/03/2018 10:12 CEST | Actualizado 30/03/2018 10:12 CEST

Cocinar con ollas de hierro fundido

Andrés Madrigal

Antes de pasar a la receta os explico las ventajas y por qué me gusta cocinar con ollas de hierro fundido

Las vasijas de hierro fundido se han utilizado para cocinar durante cientos de años. Yo siempre me acuerdo de la cocina de mi abuela materna en Asturias; de cómo era un arte cocinar y hacer todos los preparativos antes de ponerse manos a guisar. Esos momentos era donde la familia se reunía para hablar y alrededor de la comida, de la chimenea, se juntaban palabras con sabores y aromas de cocina. En fin...

Cuando la olla de hierro fundido es perfecta, la distribución del calor es perfecta, de tal manera que los alimentos se cocinan de forma pareja pudiendo disfrutar de potencia, aromas, sabores y texturas de la receta a elaborar.

La cocción en piezas de hierro preserva las virtudes de los alimentos, todos los nutrientes y el verdadero sabor en las comidas. Si a eso le sumas el diseño, logramos mejorar la presentación de los platos que tanto nos gusta subir en redes dando identidad y estilo a tu cocina.

El consumo de gas y electricidad es mínimo (cocinar con leña con hierro fundido es lo máximo), ya que la transmisión calorífica del hierro no precisa mas que una llama pequeña para poder cocinar con las cualidades de un horno. Y por ultimo, a mi me gusta personalmente la marca LAFONT resistente a todo tipo de elementos de limpieza por su doble proceso de porcelanizado interior. Menos tiempo, menos agua. Pues sin más ¡pasemos a la receta!

Gnocchi de patata con rúcula, romero, tomate San Manzano y hongos

Para 4 personas:

600 gr de Gnocchi Gluten Free (* en la parte inferior os indico cómo elaborar gnocchi sin harina ni mantequilla)

12 gr de romero fresco muy picado

5 piezas de Tomate San Marzano de lata cortados en trozos pequeños (guardar el líquido de la lata)

220 gr de Hongos Portobello laminados

4 dientes de ajo laminados

12 cl de aceite de oliva virgen

Sal fina

Pimienta negra recién molida

En una olla de hierro fundido, rehogar lo dientes de ajo laminados con el aceite de oliva hasta que estén blandos (no dorados). Añadir los hongos, rehogar 1 minuto e incorporar el tomate san Marzano cortado en dados. Dejar rehogar 4 minutos y verter 4 cucharadas del líquido de la lata. Salpimentar, incorporar el romero fresco picado y apartar del fuego.

Cocer, en 2 litros de agua hirviendo con 20g de sal, el gnocchi hasta que floten. Rápidamente pasarlos a la sarten de la salsa de tomate, rehogar 20 segundos y añadir la rúcula removiendo otros 20 segundos.

Servir en la olla de hierro y repartir en platos hondos en la mesa.

*Gnocchi sin harina ni mantequilla

800 gr de puré de patata templado

150 gr de caldo de verduras

55 gr de kuzu

Mezclar en frío el caldo de verduras con el kuzu. Remover bien e incorpora al puré de patatas aun templado. Dejar reposar 15 minutos antes de formar el gnocchi.

ESPACIO ECO