BLOGS
12/12/2014 07:16 CET | Actualizado 10/02/2015 11:12 CET

Ideas para un menú navideño delicioso

gnocchiTras escapar de la muerte por aplastamiento de turrón, caí en cuenta de que diciembre ya estaba aquí y con él la Navidad, que es esa fecha en la que damos rienda suelta a nuestra pasión por la comida con la excusa de la familia, tiempo de paz, tiempo de unión, etc.

Canción recomendada: Come By Me, Narry Connick.

Un año... La Navidad, y pese al estruendo de las procesiones, estas fiestas son de todos, los que creen, los que no o los que creen en el vecino de al lado. Al final, de lo que se trata es de descansar, salir un poco de nuestra rutina diaria, pasar tiempo con la familia y, cómo no, sentarnos a la mesa a disfrutar... y olvidar -todo lo que se pueda- los problemas.

Como bien sabéis, en este país la Navidad no llega hasta que lo dice El Corte Inglés, y como el otro día casi me estrello con el carrito de la compra contra una montaña de turrones variados... Jijona, Alicante, Chocolate, Dos Chocolates, Tres Chocolates, Praliné, Coco, Mazapán, Guirlache y un larguísimo etcétera... No sé, a mí me parece bien innovar, pero empiezo a creer que esto del turrón se nos ha ido de las manos.

Pero bueno, que tras escapar de la muerte por aplastamiento de turrón, caí en cuenta de que diciembre ya estaba aquí y con él la Navidad, que es esa fecha en la que damos rienda suelta a nuestra pasión por la comida con la excusa de la familia, tiempo de paz, tiempo de unión, etc, etc.

Comer por menos de 30 euros con calidad siempre ha sido posible, pero creo que ese no es el debate. Así que os propongo un ejemplo de comida sana, sencilla y por poco precio; de gran estima para todos a los que nos gusta disfrutar de la mesa a modo de regalo navideño. Así que seguir en estos días el enlace http://www.andresmadrigal.com, y tendréis el menú de Navidad en vuestra cocina con 3 recetas superdeliciosas.

Os recuerdo unos breves consejos para tener en cuenta a la hora de elaborar un menú de Navidad, por si no os apetece el mío.

*Si vais a elaborar una sopa de pescados y mariscos con tropezones de pan, recordad que el pan se esponja mucho y requiere más caldo de lo que uno prevé en un principio.

Sobre la alcachofa

Para saber si es de primera calidad, debe de pesar en la mano al cogerla, con las hojas muy firmes, brillantes y apretadas. Ah, y el corazón no debe de ser muy oscuro. Y por favor, no abuséis del limón para blanquearlas (el perejil es el mejor antioxidante de la alcachofa, y con unas hojas en el agua basta para que queden verdes), es mejor que al cocerlas estén más pardas y que no domine la acidez del cítrico.

Sobre los langostinos

Recordad que son ricos en yodo, calcio y magnesio. Son muy bajos en grasa e hidratos de carbonos, por lo que os aconsejo no sobrecocinarlos. Muy importante: si son frescos, que el caparazón esté muy brillante y crujiente; con los ojos muy vivos y, sobre todo, que no huelan fuerte. Si son congelados, rechazar los que estén blandos, y lavarlos antes de cocinar. No os recomiendo chupar la cabeza porque la mayoría de sus conservantes y demás productos se encuentran en ella.

Sobre le champán

Es recomendable enfriar la botella de champagne lentamente. Si no pudiera ser así, existe una técnica para los casos de urgencia. Para ello se coloca la botella en una cubitera, bol grande o cubo y se agrega una capa de hielo en el fondo con sal. Posteriormente, se repite esta operación de hielo y sal hasta cubrir el cuello de la botella. Se añade agua hasta cubrir el hielo. En 10 minutos estará fría. El champagne se debe servir frío, pero no muy helado, ya que pierde su sutil aroma y sabor.

Sobre el foie-gras

Para evitar que se rompan las porciones, el foie-gras se corta en láminas delgadas con un cuchillo de hoja fina, liso y sin dientes, que previamente se sumerge en agua caliente y después se seca. Mejor no cortarlo hasta el último momento, con el fin de preservar su color y sabor; además, se corre el riesgo de que se oxide o muestre un tono menos agradable. Para conservar la frescura de cierta cantidad sobrante, el plato puede colocarse sobre un lecho de hielo picado.

Sobre las almejas

Los moluscos (ostras, almejas, berberechos, mejillones..) pueden acumular gran cantidad de sustancias tóxicas. Es por ello que hay que abrirlas en el mismo momento de consumirlas. Para limpiar las almejas, lo primero que debemos hacer es dejarlas en agua con sal durante unas horas, para que escupan bien la arena.

Sobre el cordero

Al comprar cordero, debemos elegir carne magra de color rojo brillante. La grasa debe ser blanca y cremosa. Los huesos deben estar húmedos y blancos en las articulaciones. Las piezas más apreciadas y caras son la pierna, la paletilla y las chuletitas, pero también son interesantes la falda, el pecho, las manos, el pescuezo y el rabo, que sirven para guisar, estofar y preparar menestras y arroces. La carne de cordero es nutritiva y de fácil digestión, rica en proteínas de primera calidad y con un elevado contenido graso. Tiene, por tanto, un gran valor alimenticio. Además, ofrece a la dieta vitaminas, sobre todo del complejo B, sales minerales (fósforo y hierro) y pocos hidratos de carbono.

Sobre los cítricos

Para conseguir la máxima calidad y cantidad de zumo, introducid la fruta durante unos segundos en el microondas.

La piel rallada o cortada en juliana (finas tiritas) de los cítricos tiene un intenso aroma. Muy poca cantidad sirve para aromatizar un plato. Tomaremos la precaución de no rallar la parte blanca, muy amarga.

Las flores del naranjo se utilizan para elaborar agua de azahar.

Si añadimos algunas hojas de lima limón, lima kaffir o limón al arroz podremos obtener mejor sabor, y si son muy tiernas, se pueden cortar muy finos y comer.

Si tenemos mucha cantidad de cítricos en casa y no sabemos qué hacer, lo mejor es licuarlos, verterlos en molde de cubitos de hielo y congelarlos. Una vez congelados, guardad los cubitos en un recipiente hermético y usadlo con un buen cóctel.

Atados en gasas, son de buen gusto en la mesa si se van a utilizar para mojar pescados o verduras; Además, la tela retiene las pepitas e impide que salpiquen al ser exprimidos.

Uno de sus mejores usos en cocina salada fría es en los ceviches o marinadas cortas, como las que se hacen en la cocina finlandesa.

Son ideales en invierno por su gran contenido en vitamina C y, claro está, en verano refrescan mucho.

#sedcuriosos

RECETA

Gnocchi con camarones

Por 1Kg. de patata cocida

300 Grs. de harina blanca

2 Huevos enteros

Sal

Pimienta negra recién molida

Mezclar la patata pelada y pasar por el tamiz con la harina poco a poco con sal y los huevos batidos previamente. Trabajar la masa hasta que quede con consistencia uniforme. Cortar los gnocchi en bolitas de 1,5x1,5 cm. y dándole forma con un tenedor.

Salsa de mariscos

500g de camarones

1 cebolla

2 ajos

Mantequilla

Sal

Pelar los camarones, separar la carne y reservarla. Picar muy finamente la cebolla y el ajo, hacerlos sudar en un olla con una cucharadita de mantequilla hasta que la cebolla esté translúcida. Añadir las cabezas de camarones, dejar cocer 20 minutos. Sazonar, colar y reservar.

Saltear ligeramente los camarones en la sartén con un poco de mantequilla.

Cocer los gnocchi en el caldo de mariscos hasta que floten, añadir los camarones y dejar cocer 30 segundos más. Servir inmediatamente..