BLOGS
04/01/2016 08:02 CET | Actualizado 03/01/2017 11:12 CET

Postre para unas navidades viajeras: ¡¡feliz año!!

La piña o ananás en portugués -que significa "fruta excelente"- se puede encontrar fresca todo del año, debido a que su cultivo está extendido en países de los dos hemisferios. Pero, ¿cómo conseguir una piña buena? Aquí os dejo unos consejos, y al final una receta súper sencilla para estas navidades...

Canción recomendada: Balada para un loco, Astor Piazzolla Amelita Baltar.

La piña es una fruta de la familia de las bromeliáceas (las que absorben nutrientes a través de las hojas y no de las raíces), y posiblemente sea originaria de el sur de Brasil y Paraguay y que los nativos de allí la llevaran a lo largo de Sudamérica hasta al Caribe.

La piña o ananás en portugués -que significa "fruta excelente"- se puede encontrar fresca todo del año, debido a que su cultivo está extendido en países de los dos hemisferios. Pero, ¿cómo conseguir una piña buena? Aquí os dejo unos consejos, y al final una receta súper sencilla para estas navidades...

Oler su base y sentirla afrutada es la mejor garantía de que está en su mejor momento (dulce y ácida a la vez).

Un truco increíble para potenciar su sabor dulce es dejarla entre ocho y doce horas boca abajo. De esa manera, el azúcar natural acumulado se repartirá por toda su pulpa.

Guardarla en un lugar fresco, no frío, pues con cambios bruscos de temperatura perderán toda frescura y sabor.

Las puntas (corona) deben ser de color verde o amarillo intenso, y al presionarlas con las manos, se deben de sentir elásticas. Nunca compréis piña manchada o mohosa, y menos si sus hojas están dañadas o marchitas.

Si cortáis piña y la queréis guardar en la nevera, pasadla a un recipiente hermético o bolsa con cierre seguro. ¡¡¡Y no dejéis que pasen muchos días!!!! La piña es casi agua..., se echará a perder muy rápidamente

La piña también es un ingrediente fetiche para combinar con todo tipo de alimentos, tales como marisco, cerdo, aves....y cómo no, especias.

Ya sabéis, la próxima vez que queráis cuidar el cuerpo comiendo..., piensa en la piña y acertaras.

Piña caramelizada con helado de coco

1 piña fresca, madura y pequeña

45gr de mantequilla clarificada

1 vaina de vainilla desgranada y fresca

3 cucharadas soperas de ron oscuro

50cl de helado de coco

12cl de almíbar

20cl de yogur casero de vainilla

Abrir la piña por la mitad sin llegar a profundizar y vaciarla con ayuda de una puntilla, sin romperla (reservar). A continuación, cortar la piña (la parte que se come) en dados pequeños y añadir la vainilla desgranada.

Calentar la mantequilla a fuego medio en una gran sartén antiadherente. Poner la piña y cocinar de dos a tres minutos hasta que se dore.

Verter el ron y el jarabe. Cocinar a fuego moderado durante cinco minutos.

Escurrir la piña y ponerla en un cuenco, añadir el yogur de vainilla y mezclar. Rellenar la piña con la piña del cuenco, terminar coronando con una buena quenelle de helado de coco! y servir de inmediato.

PRIME DAY