BLOGS
14/04/2018 09:24 CEST | Actualizado 14/04/2018 09:26 CEST

El precio del no hacer

La Inteligencia del Éxito

Casi todo el mundo se centra en esta pregunta:

«¿Cuál es el precio de fracasar?».

Pero este Peldaño va de esta otra:

«¿Cuál es el precio de no arrancar?».

Esta es la historia de CuantoPierdo y CuantoGano, dos emprendedores de la misma edad a los que les habían dado esos motes como reflejo de sus formas de pensar. CuantoPierdo, cada vez que se le presentaba cualquier tipo de oportunidad, siempre se formulaba esta pregunta:

«Si evito embarcarme en un proyecto que sale mal, ¿cuánto dejo de perder?».

En cambio, CuantoGano, ante la misma situación se formulaba esta otra:

«Si evito embarcarme en un proyecto que sale bien, ¿cuánto dejo de ganar?».

Tras varios años poniendo en marcha pequeñas ideas de negocio, recién cumplidos los cuarenta años ambos tuvieron ante sí la oportunidad de negocio del siglo. En cuanto les fue presentada, lo primero que CuantoPierdo calculó fue el importe de la inversión, ya que si el negocio salía mal, eso es lo que él acabaría perdiendo. Averiguó que la cantidad ascendía a 10.000 €. No quiso saber más. Se quedó feliz de saber que esa era la cantidad que no iba a perder. Al igual que su colega, CuantoGano también calculó el importe de la inversión, pero acto seguido averiguó también el importe de los beneficios estimados. Los resultados eran sorprendentes. Averiguó no sólo que el 90% de ese tipo de negocios acababa teniendo éxito, sino que, mientras si salía mal perdería 10.000 €, si al final salía bien, ganaría nada menos que un millón.

CuantoPierdo, como siempre, pensó en cuánto no perdería si salía mal.

CuantoGano, como siempre, pensó en cuánto no ganaría si salía bien.

CuantoGano tiene una ventaja doble con respecto a CuantoPierdo. La primera es que tiene en cuenta el hecho de que no arrancar también tiene un precio, el precio de lo que pierdes si hubiera salido bien.

La segunda se encuentra en el siguiente principio.

#LaInteligenciadelÉxito

De todos los caminos aprenderás algo salvo de uno:

el que nunca has tomado.

@Anxo

Incluso cuando sale mal la operación, de ella estás obteniendo un valioso aprendizaje. Si CuantoGano se embarca en diez proyectos que no le salen especialmente bien y al final a nivel económico acabase exactamente igual que CuantoPierdo que no se embarcó en ninguno, sigue teniendo una ventaja monumental con respecto a él:

Es diez proyectos más listo.

Probar y fallar encierra muchas lecciones.

No probar no encierra ninguna.

Deja de pensar sólo en el precio de arrancar y empieza a pensar también en el precio de no hacerlo.

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blogs

NOTICIA PATROCINADA