profile image

Ana Cañil

Periodista, Tu2is.es

Ana Ramírez Cañil es periodista. Nació en Madrid, pero es de Rascafría. Ha trabajado en Cinco Días, en la revista Mercado, en la primera La Gaceta de los Negocios. Entre 1984 y 1985 vivió en Nueva York. Redactora jefe del semanario El Siglo, directora de «Informe Semanal», delegada de El Periódico de Catalunya en Madrid, subdirectora de soitu.es. En 2010 crea con Pilar Portero la web de política y economía tu2is.es. Es Premio Espasa de Ensayo por La mujer del Maquis y autora de Si a los tres años no he vuelto (Ed. Espasa).
Aznar posee a

Aznar posee a Casado

La discusión en el PP gira en torno a cómo y hasta dónde debe ser duro Pablo Casado.
19/09/2018 14:11 CEST
Lo que la dentadura de un niño refugiado cuenta a María

Lo que la dentadura de un niño refugiado cuenta a María Menenakou

<img alt="maria" src="http://i.huffpost.com/gen/4179100/thumbs/r-MARIA-medium.jpg" />La doctora María Menenakou se mueve entre bebés, niños y adolescentes que abren la boca para que examine sus dentaduras. Las más de las veces lo hacen con recelo. Con los más pequeños es fácil, una bolsa de fritos ayuda. Con los adolescentes es más complicado. Saben que la odóntologa griega puede averiguar su edad con un margen de error pequeño y eso significa muchas veces tener o no tener los papeles para marcharse o para quedarse.
05/04/2016 07:03 CEST
Y Penélope resistió los 22 días de corralito sin una

Y Penélope resistió los 22 días de corralito sin una queja

<img alt="penelope grecia" src="http://i.huffpost.com/gen/3216840/thumbs/r-PENELOPE-GRECIA-medium.jpg" /> Han pasado más de quince días desde que Penélope Tyraki votó <em>no</em> con las dos manos en el referéndum convocado por Tsipras, tal y como se había jurado a sí misma, a sus diez hijos y a sus 17 nietos. Ha soportado los 22 días de corralito sin una queja, porque a una niña que sobrevivió al encierro en una iglesia de Creta donde los nazis les iban a quemar no se la doblega.
22/07/2015 21:45 CEST
'Masaje para un cabrón': la venganza de unas mujeres

'Masaje para un cabrón': la venganza de unas mujeres hartas

<img alt="portada" src="http://i.huffpost.com/gen/2729656/thumbs/n-PORTADA-medium.jpg" />Como Tasia, hay muchas mujeres que hace años que soportan las penurias impuestas desde arriba. Están hartas de esconder su miseria, de las visitas a escondidas a los comedores sociales; hartas de los maridos acabados que las lastran; hartas de que los canallas poderosos que han arruinado a sus padres, a sus hermanos o a ellas mismas con las preferentes o las acciones en los bancos, sigan campando a sus anchas por el barrio o por la tele. Y están decididas a hacer algo.
18/03/2015 07:01 CET
Once cosas que no sabías de Cayetana de

Once cosas que no sabías de Cayetana de Alba

<img alt="cayetana2" src="http://i.huffpost.com/gen/2301306/thumbs/r-CAYETANA2-medium.jpg" />No lo reconoció en público, pero se arrepintió muchas veces de no haberse dejado retratar -quizá desnuda- por Pablo Picasso, porque su primer marido, Luis Martínez de Irujo, se lo prohibió. Su muerte la pilló desprevenida, y su obsesión fue mantener el legado de los Alba -seis siglos de historia- en tiempos en los que la aristocracia decaía y otras casas nobles se deshacían.
20/11/2014 12:14 CET
El viaje sin destino de 'Las siete Marías': desde la Alemania ocupada a las cunetas de

El viaje sin destino de 'Las siete Marías': desde la Alemania ocupada a las cunetas de España

<img alt="marías2" src="http://i.huffpost.com/gen/1979575/thumbs/r-MARAS2-medium.jpg" />Era 1997, cuando estaba trabajando en la segunda Maria, el martes, y sucedió el asesinato de Ana Orantes. Entonces comprendí que las marías que yo había iniciado, porque me devolvieron a mi abuela y a mi madre, tenían aún mucho que ver con esa violencia que ahora soportaban tantas Anas Orantes. Por eso, en la parte de abajo del tapiz, sin robar protagonismo a las figuras centrales, relato una historia de malos tratos que culmina el domingo.
24/08/2014 09:53 CEST
Yo nunca tuve una nanny, y estaban aquí al

Yo nunca tuve una nanny, y estaban aquí al lado

Nunca tuve una <em>nanny</em>. Es más, tardé en aprender que la diferencia entre una nanny y una institutriz consistía en que las primeras cuidaban a bebés y niños de las casas bien. En España, la misión de estas inglesas era encarrilar a los vástagos de la nobleza, de los banqueros y empresarios: los March, los Fierro, los Urquijo, los Coca, los Martínez-Bordiú, los Alba...
12/11/2012 07:07 CET