Colaborador

Diana de Horna

Madre, Proyecto 'Esto no es una escuela'

Soy madre, ante todo y lo primero, porque serlo es el incidente vital que ha transformado mi vida y le ha dado el giro que explica que esté, ahora mismo, escribiendo estas anotaciones biográficas. Hice lo posible por estudiar psicología en la universidad, me licencié, pero nunca ejercí. Aunque sigo compartiendo muchos “dejes" con aquella estudiante de psicología social. Me he dedicado a oficios muy dispares, desde traductora a responsable de prensa, y luego directora, de una ONG internacional. Pero mi maternidad me ha hecho reconectar con lo que realmente me apasiona: ver el mundo desde la mirada de nuestras niñas y niños. Viajar por medio mundo durante siete meses, en bici y con mi pareja y mi hija, ha sido el medio para conocer escuelas y personas comprometidas con un cambio en la forma en que entendemos la infancia y la educación. Y estoy deseando compartirlo a través de nuestro proyecto Esto no es una escuela.