Colaborador

Emilio Ambasz

Arquitecto

En 1987, la Industrial Designer's Society of America le otorgó el máximo galardón a la excelencia en el diseño industrial por su sistema de iluminación modular Soffio. La IDSA le concedió el mismo título honorífico en 1988. Posteriormente, en el año 1989, Ambasz recibió el premio ID Designer's Choice Award a la excelencia en el diseño y la innovación por AquaColor. En 1992, la IDSA volvió a concederle los máximos galardones por el diseño innovador de la Handkerchief Television, así como otros premios por sus cepillos de dientes Sunstar y el Soft Notebook, y en 2000 recibió el Gold Award de IDSA/Business Week a la excelencia en el diseño por Saturno, un innovador sistema de alumbrado urbano. La Tenth Biennial of Industrial Design (BIO 10, Liubliana, 1984) le concedió el premio especial del jurado «por sus numerosas aportaciones en el campo del diseño». En 1997 Ambasz recibió el premio Vitrubio del Museo Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires por el carácter innovador de su obra. Recientemente, el Mycal Cultural Center de Shin-Sanda, construido en las proximidades del epicentro del devastador terremoto Kobe, recibió un premio especial del Ministerio de Obras Públicas de Japón. Su elevada calidad constructiva y su integridad estructural permitieron que resistiera a la catástrofe. Este edificio, el Mycal Cultural Center de Shin Sanda, en Japón, recibió el Saflex Design Award del año 2000.

Su diseño del Cummins Signature 600 Engine fue premiado por el Industrial Designers Society of America/Business Week a la excelencia en el diseño en 1999; en el 2000, recibió del mismo grupo el Gold Award por su diseño de Saturno, un sistema de alumbrado urbano. En ese mismo año, se le otorgó el prestigioso Architectural Award de American Institute of Architects/Business Week por su diseño del Fukuoka Prefectural International Hall en Fukuoka, Japón. El mismo edificio recibió en 2001 el primer premio de arquitectura medioambiental del Japanese Institute of Architects. Las Monument Towers en Phoenix, Arizona, recibieron el American Architectural Award en 2002, patrocinado por The Chicago Athenaeum. En 2001, Ambasz recibió el codiciado Compasso d’Oro (Italia) por tercera vez, un logro sin precedentes, por su diseño de Saturno. Ambasz recibió asimismo el primer premio iF de diseño 2003 por su silla Stacker patrocinada por iF (International Forum for Design).

Emilio Ambasz es autor de varios libros de arquitectura y diseño. Entre sus últimas publicaciones cabe citar las siguientes: Natural architecture, artificial design, publicado por Electa en 2001; Emilio Ambasz – A Technological Arcadia, de Fulvio Irace, publicado por Skira en 2004. En 2007, recibió la prestigiosa medalla Manuel Tolsá de la Universidad Nacional Autónoma de México por su significativa aportación al campo de la arquitectura. En mayo de 2007, el American Institute of Architects lo admitió como miembro honorario en reconocimiento de sus distinguidos logros en la profesión arquitectónica. Su obra fue presentada de nuevo en el Museum of Modern Art de Nueva York en la exposición "In Situ: arquictecture and landscape", de Junio a Octubre 2010, un estudio sobre los arquitectos que, inspirados por la obra de Ambasz, recurren al paisaje para ampliar la definición de la arquitectura. Es miembro del Consejo Ejecutivo de Patronos de la Fondazione Musei Civici de Venecia que patrocina las actividades de los 12 museos de esa ciudad, así como miembro del Comité Ejecutivo del International Council del Museum of Modern Art de Nueva York. Ambasz expuso su obra de marzo a abril del 2010 en el Grimaldi Forum de Monte Carlo. Skira publicó una edición especial de Emilio Ambasz – A technological Arcadia de Fulvio Irace y Paolo Portoghesi con motivo de dicha exposición. A finales del otoño de 2011 y hasta febrero del 2012, se presentó Sofía, Madrid, España, una gran retrospectiva de toda su obra arquitectónica, gráfica, industrial y de exposición. Esta exhibición fue la primera en ese museo a presentar la obra de un arquitecto vivo. Con motivo de esta muestra, el Museo Reina Sofía editó un catálogo a color de 252 páginas.

¿Tienes información, una idea o una sugerencia?

Si tienes cualquier cosa que quieras compartir con el equipo de El HuffPost, aquí tienes cómo.