profile image

Fernando Soler Grande

Médico y miembro, Asociación Derecho a Morir Dignamente (ADMD)

Nacido en Madrid en junio de 1949, cursó los estudios de medicina en la Universidad Complutense de Madrid. Médico desde 1974, obtuvo el título de Especialista en Aparato Digestivo mediante residencia (MIR) en la entonces Ciudad Sanitaria Provincial Francisco Franco actualmente, Hospital Gregorio Marañón. Desde 1980 desempeña el puesto de especialista de Aparato digestivo en Leganés. Comprometido con la reforma sanitaria propiciada por la Ley General de Sanidad, participó activamente, como especialista de área, en el cambio de modelo sanitario integrándose en el primer centro jerarquizado conjunto con Atención Primaria de “El Arroyo” en Fuenlabrada. Posteriormente se integró en el Hospital Severo Ochoa desde su apertura, en 1987 hasta la actualidad. Tomó parte activa en la contestación al consejero de la Comunidad de Madrid, Manuel Lamela y su denuncia falsa de 400 homicidios en la Urgencia del Hospital. A raíz de dichos acontecimientos, acompañando al doctor Luis Montes, entró a formar parte de la Asociación Derecho a Morir Dignamente (ADMD) siendo actualmente vocal de la Asociación en Madrid. Ha publicado numerosos artículos sobre la dignidad en el proceso de morir, sólo o en colaboración con el doctor Montes y pronunciado numerosas conferencias sobre derechos sanitarios en relación con la muerte. En la actualidad compagina su trabajo como especialista de área de aparato digestivo en el Hospital Severo Ochoa con la lucha ciudadana por el reconocimiento de la eutanasia como derecho.
Los padres de Ashya tienen razón y

Los padres de Ashya tienen razón y derecho

El obstáculo que está impidiendo el derecho que moral y legalmente asiste a los King para decidir libre y razonablemente lo que consideran mejor para su hijo Ashya es la actuación de un médico autoritario, que se cree claramente en posesión de una moral superior y más interesado en el bienestar del niño que sus propios padres.
05/09/2014 06:59 CEST
Carta abierta a una niña canadiense que pidió un imposible al rey de los

Carta abierta a una niña canadiense que pidió un imposible al rey de los belgas

Al hilo de la aprobación por el parlamento belga de la eutanasia a menores capaces, los noticiarios de algunas cadenas y diarios nos han mostrado tu imagen sonriente de niña feliz que nos informaba de su carta al rey de Bélgica. Supongo que, en tu imaginación infantil, Bélgica será como esos bosques de cuento habitados por ogros, brujas y madrastras malvadas, siempre al acecho de pobres niñas y niños perdidos.
27/02/2014 06:57 CET
Imponer la vida y robar la dignidad al

Imponer la vida y robar la dignidad al morir

La obligación de los médicos no es con la vida en abstracto sino con la persona enferma. Y tan importante y exigible como una actuación técnicamente irreprochable lo es el respeto a la voluntad del paciente, a su autonomía y a su dignidad. No se puede imponer la vida a nadie y no sólo no es buen médico quien no conoce su oficio, tampoco lo es quien ignora la libertad del paciente.
26/01/2014 09:55 CET
Hablemos de la eutanasia pero con

Hablemos de la eutanasia pero con seriedad

Cuando se esgrime y magnifica ese presunto peligro ante la ciudadanía, se está buscando el efecto de movilizar a la mayoría de la población, la que no está en la situación de tener que pedir la eutanasia, en contra de dar solución al enorme problema de la minoría.
28/11/2013 15:36 CET
Eutanasia a menores en Bélgica: A vueltas con la pendiente

Eutanasia a menores en Bélgica: A vueltas con la pendiente resbaladiza

Cualquier lector no informado sobre el tema podría ser inducido a pensar que los belgas y su Parlamento se plantean sin más legalizar la muerte de niños por la simple voluntad de sus padres. Hay menores con una capacidad de discernimiento y una madurez que ya quisieran para sí muchos adultos.
11/11/2013 07:34 CET
La eutanasia ¿una

La eutanasia ¿una profanación?

La causa, si no de todos al menos de muchísimos de los males que nos afectan, es el absolutismo moral practicado abiertamente durante siglos y disfrazado ahora, en el caso de la eutanasia, con el peligro que para los más indefensos entraña la aceptación por las leyes de que cada uno es dueño de su vida. En su moral teológica, la vida del otro es disponible sólo bajo determinadas circunstancias y siempre que dios lo quiera así. ¡Y, vaya si lo ha querido a lo largo de la historia!
16/06/2013 09:58 CEST
La puerta giratoria del señor

La puerta giratoria del señor Lamela

Aun a riesgo de ser descalificados para opinar del señor Lamela por algún avispado tertuliano de extremo centro, la acusación de haber cometido 400 homicidios en el servicio de Urgencias del hospital Severo Ochoa de Leganés no fue un ejercicio de responsabilidad política del entonces consejero público y hoy asesor privado Manuel Lamela, como siguió sosteniendo tras el fiasco judicial, sino una acción premeditada que tendió una cortina de espeso humo tras la cual se ocultaba el proceso de entrega a manos privadas del patrimonio sanitario público de Madrid.
04/04/2013 08:36 CEST
En España se muere mejor gracias a Montes, pese a la

En España se muere mejor gracias a Montes, pese a la COPE

Los ahora exculpados 'periodistas interpretativos', que sus denodados esfuerzos de entonces por colaborar con el PP y Lamela en enterrar a Montes y a los suyos, frenando de paso las sedaciones a pacientes terminales y haciendo ruido mediático que ocultase a la ciudadanía las intenciones privatizadoras del PP, fracasaron. Rotundamente. Y no es que no contaran con suficientes medios entonces y agradecimientos ahora, es sencillamente que estaban en el lado perverso de la historia. Incluso, tal vez, de la Historia.
31/01/2013 10:34 CET
Ese maldito empeño en controlar nuestra

Ese maldito empeño en controlar nuestra muerte

A día de hoy, no podemos negar el hecho de que las decisiones fundamentales sobre el final de nuestra vida: el cuándo, el cómo y el dónde tiene lugar, permanecen todavía en manos ajenas. Creen que la vida, nuestra vida, es un don otorgado del que sólo somos administradores con poderes limitados. Mientras ellos puedan seguir controlando nuestra muerte, nuestra libertad será sólo una libertad vigilada.
26/11/2012 08:18 CET

EL HUFFPOST PARA IKEA