profile image

Sergi Arola

Cocinero y propietario, Sergi Arola-Gastro

Nacido en Barcelona, me crié en Olesa de Montserrat donde conviví largas temporadas con mi abuelo materno: Joaquín Arola Giralt. 

Mi aversión a la comida fue la que me llevó desde pequeño a preparar "mis propias recetas" modificando recetarios caseros. Estas recetas, como un juego, van siendo mejoradas por mi abuelo, quién pese a ser un pésimo cocinero, había sido un experimentado gourmet en Francia y España. 

En los años ochenta, fruto de mi afición y facilidad en los fogones, decido estudiar cocina para huir del bachillerato y poder tocar la guitarra eléctrica en “Los Canguros”, el grupo de pop-rock en el que no sólo tocaba la guitarra rítmica sino que componía la letra y la música de la mayoría de las canciones. 

Ante la necesidad de pagarme los estudios, cubrir mis gastos y ayudar en casa, empiezo a trabajar en pequeños restaurantes del barrio de Gracia de Barcelona, y tras pasar por varios locales me incorporo a la plantilla del Traitteur Bernia.

Es allí, de la mano de Frans Maertens, en donde descubro la nouvelle cuissine a través de los libros de la colección Robert Laffont. El primero libro en caer en mis manos es Ma cuissine du Soleil de Roger Verger. 

Pasados tres años, entro a trabajar en L’Aram, un pequeño restaurante en la calle Aragón de Barcelona en donde Alex Montiel era el jefe de cocina y durante tres años me empapo de cocina creativa, de vanguardia culinaria.

Nunca hasta entonces había encontrado en la cocina una pasión tan gratificante como en la música, pasión que me haría centrarme absolutamente en mi profesión, llegando a formar un grupo multidisciplinario con cocineros, escultores, pintores etc. llamado Joves amants de la cuina, un primer intento de crear un movimiento "serio" en gastronomía moderna española. 

En el año 1991 nos presentamos en sociedad con el apadrinamiento de Pierre Gagnair, gran icono de la cocina creativa francesa. 

El contacto con el gran maestro le convierte en mi gran referencia y me permite asistir, haciendo un stage, a la apertura de su restaurante en París en 1996. 

En 1994 entro a formar parte del equipo del Talaia Mar, restaurante de Ferran Adrià en Barcelona. Es en el Talaia donde entro en contacto con Ferran, mi otro gran valedor, que me invita a trabajar estrechamente con él en su taller de creatividad, que en aquel momento se realizaba por las tardes en la misma cocina del Talaia Mar entre los dos servicios. Fue durante estas tardes, que Ferran me dio sus consejos y me enseñó la capacidad de análisis, disciplina y autocrítica necesaria, y me atrevo a decir que imprescindible, para desarrollar de un modo coherente una gastronomía de vanguardia. 

Después de trabajar hasta agosto del año 97 en el Bulli, que acaba de conseguir la tercera estrella Michelin, Emilio Salaberri y Juan Uriarte, me ofrecieron hacerme cargo de un pequeño restaurante en la calle Dr. Fleming de Madrid: La Broche, un local de larga tradición como restaurante de barrio, con el tamaño perfecto para iniciarme como cocinero/socio-empresario. 

A principios del año 1998 Sara Fort, a la que había conocido en su librería de Roses durante mi paso por el Bulli, se incorpora al equipo de sala.

Sin ninguna experiencia previa y de un modo virtuosamente autodidacta iniciamos una vida profesional en común que aparte de éxitos profesionales, nos ha “regalado” a nuestras dos hijas Carla y Ginevra Arola Fort. 

En 1998 nos otorgan la primera estrella Michelin y decidimos que el local, permanentemente lleno, se nos ha quedado pequeño y es momento de dar el salto. 

En el año 2000 a través de un acuerdo de asesoría gastronómica con Occidental Hoteles inauguramos nuestro nuevo restaurante en los bajos del hotel Miguel Ángel. 

A partir de la edición del año 2000 y de manera ininterrumpida hasta el año 2007 obtenemos y mantenemos dos estrellas en la Guía Michelin, siendo el primer restaurante ubicado en un hotel en obtener esa calificación.

El restaurante pierde dicha calificación la edición siguiente a mi marcha. En Marzo del 2004, inspirado por el trabajo de admirados colegas míos como NOBU, de Gaston Acurio, o SPOON de Alain Ducasse, inauguré un concepto más casual, más informal pero igualmente gastronómico en el hotel Ritz Carlton “Arts” de Barcelona.

A partir de trabajar una carta de tapas, coctails, copas, música, etc… un concepto 100% Mediterráneo, el restaurante Arola se ha consolidado como una referencia social y gastronómica y considerado el éxito de público y crítica, en el 2008 inauguré en otro Ritz Carlton: Penha Longa, en el increíblemente hermoso parque natural a escasos 20 kilómetros de Lisboa, Portugal. 

En febrero del 2007 inauguramos un concepto Healthy, sencillo y asequible en Roses a partir de tostadas y cosas para picotear, el Vicool, en donde la mayoría de productos son orgánicos y saludables. En febrero del 2008 con Sara, después de dar por concluida nuestra etapa en La Broche, inauguramos en Madrid Sergi Arola-Gastro, ya libres del lastre de los socios… es aquí en donde pretendemos recuperar la parte de magia que habíamos perdido desde nuestros inicios en Dr. Flemming. 

En la edición del año 2009, la guía Michelín, por primera vez en la historia centenaria de la guía en España, otorga a nuestro pequeño restaurante de la calle Zurbano dos estrellas michelín, lo que creemos avala la decisión tomada.

Cocinando más feliz que nunca y divirtiéndome como cuando estaba en L’Aram, estoy orgulloso de mi restaurante y de mi equipo.
Solo soy un

Solo soy un solitario

Lleva mi buena amiga Montserrat Dominguez, además de ex jefa, buena amiga y directora de esta pagina, no sé cuánto tiempo
27/10/2017 18:01 CEST
Soy de la generación del nuevo

Soy de la generación del nuevo rey

Me he criado en una monarquía parlamentaria, he viajado por todo el mundo por mi trabajo y tengo sellos en mi pasaporte de repúblicas, monarquías, monarquías parlamentarias, 'democracias' a la venezolana, y he visto miseria y desigualdad en grandes repúblicas tanto como en monarquías de distinta fórmula. Pretender que una presidencia de la república es más dinámica y realista para el día a día de una nación, es tergiversar la realidad.
04/06/2014 07:14 CEST
Por qué elijo no hacer

Por qué elijo no hacer huelga

Yo elijo mi derecho a no hacer huelga, fundamentalmente porque no es la imagen que quiero transmitir de mi país, y porque nos guste o no en este mundo global nos va a costar una pasta importante vía prima de riesgo, bono, deuda, etc..., y las deudas un país serio las paga.
14/11/2012 07:20 CET

EL HUFFPOST PARA SKODA