BLOGS
14/02/2013 19:12 CET | Actualizado 16/04/2013 11:12 CEST

¿Por qué los coches gastan más de lo que anuncian?

Todos los fabricantes europeos de automóviles tienen que homologar las cifras de consumo de sus vehículos antes de ponerlos a la venta. Estos procesos de homologación se llevan a cabo por organismos certificados, ajenos a las marcas, para evitar que estas hagan trampas.

AOL Autoblog

Los consumos reales siempre están lejos de los homologados. Foto: AOL Autoblog.

Todos los fabricantes europeos de automóviles tienen que homologar las cifras de consumo de sus vehículos antes de ponerlos a la venta. Estos procesos de homologación se llevan a cabo por organismos certificados, ajenos a las marcas, para evitar que estas hagan trampas a la hora de declarar consumos inferiores a los reales.

Pero cuando los clientes sacan sus coches nuevos del concesionario se encuentran con que los consumos que obtienen siempre son superiores a los anunciados.

¿Por qué? La respuesta es clara: Los ciclos empleados para homologar el consumo de los coches nuevos están muy lejos del tipo de uso real que el cliente tipo hace de su vehículo.

En Autoblog analizamos y te explicamos, a fondo, cómo se homologa el consumo de los coches nuevos, y por qué existen las diferencias con la vida real que nos encontramos cada día.

No te lo pierdas aquí.