BLOGS
02/07/2012 10:10 CEST | Actualizado 31/08/2012 11:12 CEST

El lento arranque del eBook en España

Algunos editores hemos contratado un servicio de rastreo y anulación de archivos alojados en los servidores tipo upload de todo el mundo. En el último año ha encontrado más de 10.000 archivos.

Los datos de venta de los libros digitales en USA siguen creciendo mes a mes, y ya superan las ventas del formato Trade (Tapa dura).

Esto es imparable. Muchos me preguntan por qué en España va tan lento. Según mi punto de vista hay varias razones y una de ellas es la piratería. Sé que hay un colectivo que defiende que los libros y la cultura deben ser gratis, y que muchos lucen que tienen en el disco duro cientos o miles de libros, películas, música, que no van a leer, o ver o escuchar nunca. Pero en ese momento no piensan en todas las personas que están detrás de un libro, sea en papel o digital, y que cobran un sueldo o un royalty por el trabajo realizado. Hablo de autores, editores, traductores, diseñadores, libreros, distribuidores; es un sector, que como muchos otros, está viviendo una transición y en España también una crisis de consumo importante. Cierran librerías, cierran editoriales y esto es una pérdida importante para nuestro ecosistema cultural.

Las primeras críticas de la última novela de John Verdon, Deja en paz al diablo, han sido en una de las páginas más conocidas de descargas ilegales, que el día del lanzamiento ya tenía pirateado el libro. Los usuarios se felicitaban por ello y tres días después ya había comentarios muy positivos de esta novela.

Algunos editores hemos contratado un servicio de rastreo y anulación de archivos alojados en los servidores tipo upload de todo el mundo. En el último año, Attributor ha encontrado y anulado más de 10.000 archivos de las editoriales españolas que lo han contratado.

Me han contado la anécdota de que el aparato de lectura de una conocida red de librerías ha recibido devoluciones del mismo, por diferentes razones, y todos ellos tenían muchos libros pirateados y muy pocos o ninguno comprados.

Necesitamos por una parte, un control más exhaustivo, y por otra, una educación y concienciación de que la cultura digital se paga, de la manera que sea: por suscripción, tarifa plana, o individualmente. Y que la descarga gratis ilegal es un robo.

Otra de las razones del lento despegue es el precio de los ebooks, y es verdad que hay libros que superan los 10 euros, pero el PVP medio este año es de 6 euros cuando el año pasado era de 8. Incluído un IVA del 18%. Pero ha quedado en el imaginario colectivo que los libros digitales son caros. Hay editoriales que entendemos que el precio del libro digital no ha de sobrepasar los 10 euros, por ejemplo los libros de Noah Gordon que publicamos en inglés en Barcelona ebooks cuestan 9,95 dólares, mientras en España, traducidos al castellano, cuestan 4,95 euros. En Roca el precio más caro de una novedad es 9,95 euros pero nuestra media es de 5 euros.

Los libros autoeditados están teniendo éxito en las grandes librerías, pero una de las causas es que su precio es de menos de 1,90 euros. Si costaran 9 euros sus ventas serían mucho más bajas.

Nunca se ha leído tanto, y apuesto que cada vez más pero a precios asequibles tanto para los editores como para los lectores.

Cada vez se venderán más libros digitales, sin que desaparezca el papel y como ha pasado con la música -ahora los vinilos están de moda y es mejor oír la música en un MP3-, en un futuro no muy lejano será más "cool" leer un libro bien hecho con un buen papel y una buena encuadernación.

EL HUFFPOST PARA AQUARIUS