BLOGS
01/12/2017 07:19 CET | Actualizado 01/12/2017 07:22 CET

'Conocemos el problema. Pongámosle condón'

EFE

La eficacia de los avances científicos en la lucha contra el VIH/SIDA ha implicado una laxitud en las medidas de prevención que es necesario corregir con urgencia. Bajar la guardia ante el virus no es una opción. Las cifras actuales avalan esta afirmación. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que la infección por VIH se ha cobrado más de 34 millones de vidas. En la actualidad, 36,7 millones de personas conviven con VIH en el mundo. Casi la mitad lo desconoce. Pese a que los adelantos mencionados han revertido la tendencia radicalmente en los últimos años, la OMS sigue considerando el VIH/SIDA uno de los más graves problemas de salud pública del mundo, especialmente en los países de ingresos bajos o medios.

El número de infectados en España oscila entre los 140.000 y los 145.000, de los que el 18% no están diagnosticados

En España, según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, el número de infectados oscila entre los 140.000 y los 145.000, de los que el 18% no están diagnosticados. El año pasado se notificaron 3.353 nuevos casos (379 en la Comunitat Valenciana). En torno al 80% de los nuevos casos son hombres. El principal mecanismo de transmisión son las relaciones sexuales con penetración sin protección (95% del total). En este contexto, las acciones de prevención primaria, educación sexual y la utilización del preservativo en las relaciones sexuales con penetración son las herramientas más eficaces para la prevención de la enfermedad. De manera adicional, el diagnóstico y tratamiento precoz son medidas muy efectivas para reducir la transmisión del virus.

Es evidente que el tratamiento con antirretrovirales ha mejorado de forma notable el pronóstico vital de las personas con VIH que en la actualidad tienen una expectativa de vida, tanto en calidad como en años, cada vez más cercana a la de la población general. Además, la evidencia científica confirma que el tratamiento con antirretrovirales reduce a prácticamente cero las posibilidades de transmisión por vía sexual entre ellas. El año pasado fueron atendidos con este tipo de fármacos 12.146 personas en la Comunitat Valenciana.

Uno de los aspectos irrenunciables es garantizar el acceso al tratamiento de todas las personas con VIH de acuerdo con la evidencia científica actualizada, así como su seguimiento médico y sanitario

A pesar de los años de convivencia con esta enfermedad, de los cambios drásticos en su pronóstico y de todo el conocimiento científico disponible, la estigmatización y la discriminación de estas personas sigue siendo una lacra social inaceptable. Con estos antecedentes, la Consellería suscribió hace un año con la coordinadora de asociaciones Calcsicova el Pacto Autonómico contra el SIDA. Con motivo del Día Mundial de la Lucha contra el SIDA (1 de diciembre), el gobierno valenciano se reafirma en unas propuestas que abarcan todos los aspectos vinculados a este grave problema de salud pública.

Así, incide en la divulgación de información dirigida a población general sobre el VIH, en la promoción del preservativo femenino y masculino con prioridad en población adolescente y joven, en la prevención y diagnóstico precoz de la infección por VIH, tanto en entornos sanitarios como no sanitarios, o en el asesoramiento profesional sobre VIH en población general, en poblaciones en situación de vulnerabilidad y en los diferentes escenarios sociales.

Uno de los aspectos fundamentales se enmarca dentro del principio irrenunciable de la igualdad de derechos. No es otro que la garantía del acceso al tratamiento de todas las personas con VIH de acuerdo con la evidencia científica actualizada, así como su seguimiento médico y sanitario. La coordinación, tanto entre los distintos niveles asistenciales como entre Administraciones, es también piedra angular de una planificación que no olvida que la promoción de la investigación es un mecanismo básico en esta lucha. Pero sin duda, nada más eficaz que prevenir para que sea innecesario curar. Como bien dice el eslogan elegido este año por la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública: "Conocemos el problema. Pongámosle condón".

Síguenos también en el Facebook de HuffPost Blogs