BLOGS
12/09/2015 09:56 CEST | Actualizado 12/09/2016 11:12 CEST

Ganar en empleabilidad

digitalHace algunos años lo más importante eran el título universitario y el expediente académico. Ahora, se empieza a tener más en cuenta la actitud y los conocimientos, independientemente del título que se posea. Esta nueva lógica se irá imponiendo a la antigua con el tiempo.

REUTERS

A menudo, los medios de comunicación publican estudios e informes sobre las titulaciones con más salidas profesionales. En una época con una tasa de paro tan alta como la actual, disponer de uno de esos títulos tan demandados por las empresas es como si te hubiera tocado la lotería.

Todos estos informes tienen en parte un defecto, su planteamiento: no tienen en cuenta que han cambiado mucho los características personales que valoran las empresas y las técnicas que utilizan para seleccionar a su personal. Hace algunos años, no tantos, lo más importante eran el título universitario y el expediente académico. Ahora, se empieza a tener más en cuenta la actitud y los conocimientos, independientemente del título que se posea. Esta nueva lógica se irá imponiendo a la antigua con el tiempo, y más teniendo en cuenta que los conocimientos ya no se obtienen solo en el sistema educativo tradicional y reglado. Gracias a internet, muchos obtienen conocimiento a través de la red. Las TIC están revolucionando todos los aspectos de nuestras vidas, también el de la formación.

¿Quién no conoce a un gran programador que no posee ningún título oficial? Si bucean un poco por internet encontrarán casos de niños programadores a quienes se rifan las grandes empresas tecnológicas del mundo. Además, la disposición de un título universitario no es garantía de ser gran profesional en un ámbito, ni en el caso de que ese título haya sido obtenido con la máxima calificación. En mi ya amplia trayectoria profesional he conocido grandísimos profesionales que no disponían de título universitario, he visto cómo ingenieros con un gran expediente eran superados con creces por personas que no habían pasado por ninguna universidad.

No hay títulos con baja empleabilidad, hay personas con pocas posibilidades de conseguir empleo.

En esta nueva realidad se hace imprescindible un cambio importante en nuestro sistema educativo. Ahora la información necesaria para adquirir conocimiento está disponible de una forma muy sencilla a través de internet. Desde la educación formal y reglada debe incidirse en formar a los estudiantes en las técnicas para buscar y utilizar de la mejor forma posible la información disponible, evitando perder el tiempo en dar a los alumnos una información que la tienen al alcance de forma relativamente sencilla. También se deben potenciar las técnicas que permitan transformar en conocimiento toda la información, además de trabajar para que los alumnos tengan las habilidades y las actitudes necesarias para ser un gran profesional.

No hay títulos con baja empleabilidad, hay personas con pocas posibilidades de conseguir empleo, y permítanme que les ponga un ejemplo: una de las carreras que suelen tener esta denominación son los titulados en Historia. Pero si un titulado en Historia tiene además conocimientos en programación y en tecnología, sus conocimientos sobre historia complementados con sus conocimientos técnicos le permitirán desarrollar aplicaciones y tecnologías que puedan ser aprovechadas en el sector turístico, entre otros. A día de hoy, todos los títulos universitarios complementados con conocimientos técnicos pueden hacer que una persona con pocas posibilidades de conseguir trabajo en lo suyo pase a ser un profesional muy demandado.

Hace algunos años asistí a un evento denominado Lego League y pude comprobar con asombro cómo estudiantes de primaria y secundaria competían programando sus creaciones a través de autómatas para que realizarán el recorrido de forma correcta. Todos habremos comprobado cómo surgen como setas por todo el territorio academias que forman a los chavales desde muy pequeños en programación y robótica. Si a esto se le une la aplicación de las dinámicas como las llevadas a cabo por el movimiento maker, tenemos los ingredientes para disponer de profesionales futuros con una alta empleabilidad independientemente de la carrera universitaria que decidan estudiar.

EL HUFFPOST PARA JOYCLUB