BLOGS
06/08/2015 06:59 CEST | Actualizado 05/08/2016 11:12 CEST

Un Gobierno para ocho años

construccionMe gustaría que para las próximas elecciones todos los partidos que opten a tener la Presidencia del Gobierno de España pongan a disposición de los electores una web donde podamos ver de una forma amigable, a través de infografías y vídeos, cómo sería la España del 2023 si les damos nuestra confianza.

Ilustración: Alfonso Blanco

Empezamos agosto, el mes que sirve para parar, descansar y reflexionar.... Nos lo tomamos como si a partir de septiembre empezara un año nuevo. Esta época la aprovecharán los empresarios para pensar en el rumbo de su empresa y en los proyectos futuros; los equipos deportivos, a preparar la nueva temporada; y los partidos políticos, ahora más que nunca, a planificar la próxima cita electoral: las generales, que marcarán el ritmo y las perspectiva de nuestro país para los próximos cuatro años, o quizás ocho.

Hasta ahora hemos empezado a ver propuestas sueltas sobre qué es lo que quiere hacer cada partido político si gana las elecciones. Normalmente se trata de medidas inmediatas destinadas a que se vea rápidamente su resultado, para que los ciudadanos valoren positivamente la gestión. Pero como los ciudadanos estamos esperando cosas nuevas y que los políticos entiendan que vivimos en una sociedad en constante evolución, nos gustaría que hicieran las cosas de una forma distinta.

Lanzo aquí mi propuesta, para el que la quiera escuchar y aprovechar. No les garantizo el éxito, pero sí que harán las cosas de una forma distinta que seguro agradará a los ciudadanos, demostrando que hay otra forma de hacer las cosas, y que los políticos están dispuestos a reinventarse, por el bien de la ciudadanía y de España.

Les animo a que propongan su proyecto para ocho años, que los ciudadanos podamos ver de una forma clara el país que previsiblemente tendremos al final si decidimos cederles nuestro voto. Sé que algunos dirán que es imposible prever qué va a pasar dentro de ocho años, que incluso las empresas revisan sus planes a mitad de año. Reconozco que me gustan los gobernantes que tiene en su cabeza una visión de país y que no quieren ser simples gestores de las situaciones que se vayan produciendo.

Propongan los objetivos que quieren cumplir para España pasados ocho años, que los podamos ver en una foto fija: cómo será la educación en España, cómo será nuestro sistema productivo, cómo será la cultura, nuestra sanidad, nuestras comunicaciones, nuestro sistema impositivo.... Y propongo que se haga a ocho años, porque quizás cuatro años sean insuficientes, aunque está claro que depende del Gobierno, porque con algunos Gobiernos, cuatro años parecen una eternidad.

Me gustaría que para las próximas elecciones todos los partidos que opten a tener la Presidencia del Gobierno de España pongan a disposición de los electores una web donde podamos ver de una forma amigable, a través de infografías y vídeos, cómo sería la España del 2023 si les damos nuestra confianza. Para evitar que sea una carta a los reyes magos, sin posibilidades de convertirse en realidad, deberán además indicar cómo lo van a hacer, con qué recursos y en qué plazos.

La web debe permitir el seguimiento una vez que el partido esté en el Gobierno, pudiendo ver la evolución, comprobar si se están cumpliendo los objetivos, un lugar donde se muestren las acciones de mejora introducidas para corregir los desfases que se van produciendo respecto a la previsión inicial, y que en todo momento podamos ver la foto fija de cómo será nuestro país al final de los ocho años de gestión. No estaría mal la publicación de esa previsión anualmente, teniendo en cuenta los imprevistos de ese año y las acciones correctoras introducidas. Yo personalmente no penalizaré al partido que no cumpla su objetivo inicial siempre y cuando lo haya intentado y haya demostrado con datos durante toda la legislatura que ha puesto en marcha todas las acciones necesarias para cumplir el objetivo marcado.

Y una recomendación final: no lo intenten hacer solos. En los partidos y fuera de ellos hay personas con el suficiente talento para que nos puedan ayudar a conseguirlo, solo tenemos que plantear las dinámicas y los procedimientos que permitan su participación en la definición de cómo hacerlo; les advierto que cuando abran esos procedimientos de participación, la gente no se lanzará a aportar como si no hubiera un mañana: háganlos atractivos utilizando dinámicas de juego y recompensas para garantizar su éxito.