BLOGS
13/06/2013 08:24 CEST | Actualizado 12/08/2013 11:12 CEST

Monago, un presidente de cartón piedra

Monago anunció una bajada de impuestos a los que ganan menos de 24.000 euros, una bajada de dos euros mensuales. De lo que no se hicieron eco los medios fue de los 20 euros mensuales por familia que Monago subió a cada extremeño a través de una nueva tasa: el canon del agua.

Esta semana se ha celebrado el debate del estado de la región de Extremadura y Monago ha conseguido lo que quería: arrancar titulares a la mayoría de medios de comunicación. Pero lo más importante: ¿Eran los anuncios que querían los ciudadanos?

Monago anunció una bajada de impuestos a los que ganan menos de 24.000 euros anuales, una bajada de dos euros mensuales a cada declarante. Esto le ha valido titulares en todos los medios de comunicación. De lo que no se hicieron eco los medios fue de los 20 euros mensuales por familia que Monago subió a cada extremeño a través de una nueva tasa autonómica: el canon del agua.

No es el primer titular que ha conseguido este político, que empezó su andadura con la frase que le dedicó al político catalán Xavier Trias: "Si ten collons, dímelo a la cara" para descalificar a este por sus declaraciones sobre el AVE extremeño. Y estos no serán los únicos titulares que conseguirá ya que el señor Monago es un mal gobernante con un buen asesor de marketing.

El principal problema de Extremadura es el paro. Más de 180.000, lo que representa el 35% de extremeños según la última EPA, se encuentran en paro, siendo en el año 2012 la región que más empleo destruyó. El presidente de Extremadura, el señor Monago, no dedicó un solo minuto de las más de dos horas de debate a los parados. Para gobernar de manera adecuada es imprescindible hacer un análisis de la realidad y el presidente de Extremadura no lo hizo.

No habló de cómo después de ser el que más recortó para contentar al Gobierno y los mercados, después de que Europa flexibilizara el déficit, no ha conseguido arrancar ningún compromiso de su presidente nacional para Extremadura. Rajoy se ha comprometido a terminar el AVE en Galicia, su tierra, pero ha cambiado la alta velocidad prevista para Extremadura por un tren que tarde 2 horas y 40 minutos en ir desde Cáceres a Madrid, más de lo que se tarda en coche. Con esto Extremadura retrocede muchos años por debajo de las condiciones del resto de Comunidades Autónomas.

No habló de cómo Extremadura tenía sus esperanzas de futuro puestas, entre otras, en las energías renovables, algo que se ha esfumado por las decisiones del Gobierno de Rajoy, de lo que Monago ha sido cómplice. Tampoco habló del carpetazo definitivo a la refinería que iba a crear más de 3.000 empleos. Durante sus dos años de Gobierno, Monago no ha conseguido un solo euro de inversión privada para Extremadura cuando durante los cuatro de Guillermo Fernández Vara se recibieron más de 7.000 millones en proyectos de energías renovables.

Es cierto que Monago ha conseguido en los dos años de legislatura muchos titulares, y ser la voz disonante en algunas ocasiones en su partido, pero es una mera pose, porque no ha llevado aparejado en ningún caso una mejora de las condiciones de Extremadura respecto al resto, sino todo lo contrario como se puede comprobar con el abandono del proyecto del AVE, con la nula inversión privada en Extremadura, con un incremento mucho mayor del paro que en el resto de regiones.

Como extremeño no quiero un presidente que consiga titulares por sus salidas de tono y ocurrencias. Quiero un presidente que sea capaz de analizar la realidad de Extremadura, que tenga la capacidad de poner en marcha políticas que solucionen los problemas reales de los ciudadanos. Debe ser imprescindible para estar en política tener capacidad de empatía para sentir lo que sienten los ciudadanos, pisar la calle y escuchar, para conocer la realidad y no la virtual que generan los colaboradores pensando en sus intereses. Y en el debate del estado de la región lo que sí se ha demostrado es que Extremadura tiene un presidente que no conoce nuestra verdadera realidad o que prefiere no hablar de ella, pero lo que no sabe es que no por no hablar de algo esa situación desaparece. En los próximos tiempos estoy seguro que este presidente conseguirá más titulares, pero otra cosa muy distinta es que estos consigan solucionar los verdaderos problemas de los ciudadanos, y eso es lo que esperamos la mayoría.