BLOGS
16/03/2016 13:44 CET | Actualizado 16/03/2016 13:51 CET

Enviad un mail a Moscovici por la transparencia fiscal de las empresas

La Comisión Europea siempre ha defendido una forma de regulación basada en el miedo de las empresas a perder su reputación: "Name and Shame". ¿Por qué no aplicar más este principio a la cuestión de la transparencia fiscal? El 12 de abril de 2016, el comisario europeo Pierre Moscovici, encargado de las negociaciones, anunciará qué datos se harán públicos en todos los países europeos.

REUTERS

Según la Comisión Europea, se pierden sumas enormes de dinero a causa de la evasión fiscal y de la elusión fiscal. Sus estimaciones apuntan a pérdidas de un billón de euros al año.

A partir de ahora, la cuarta directiva relativa a la cooperación administrativa, adoptada por les ministros de Finanzas europeos el 8 de marzo de 2016, obliga a las empresas multinacionales a declarar a las autoridades fiscales de los países europeos sus ingresos, sus beneficios, sus impuestos y el número de sus trabajadores.

Sin embargo, la Comisión prevé no hacer pública la totalidad de esos datos, ya que intentará "hacerlo de una forma equilibrada para no poner dificultades a la competitividad de las empresas", dice.

No hacer públicos todos los datos conduce a una ley fiscal arbitraria. Así, una empresa X que pueda hacer chantaje con la deslocalización, podrá conseguir que el gobierno le permita continuar con sus prácticas de elusión fiscal. En cambio, otra empresa Y, sin posibilidad de hacer chantaje, tendrá que pagar el impuesto reglamentario. Ahora bien, si los todos los datos fueran públicos, la empresa Y podría deducir esta desigualdad de tratamiento y denunciarla a la justicia. Por lo tanto, hacer accesibles a todos los ciudadanos los datos de las grandes empresas es la garantía de efectividad fiscal y de igualdad de tratamiento entre las empresas, ya sean X e Y europeas o no.

La Comisión Europea siempre ha defendido una forma de regulación basada en el miedo de las empresas a perder su reputación: "Name and Shame". ¿Por qué no aplicar más este principio a la cuestión de la transparencia fiscal?

El 12 de abril de 2016, el comisario europeo Pierre Moscovici, encargado de las negociaciones, anunciará qué datos se harán públicos en todos los países europeos.

La opinión pública ya ha tomado posición. En Francia, los 100.000 signatarios de la petición Aprobar en 2016 una ley contra la evasión fiscal exigen la transparencia de todos los datos desde 2016.

Todas las empresas deben estar en igualdad de condiciones ante los impuestos y los países europeos no deben competir para captar a las empresas con el menor postor fiscal.

Nos quedan 15 días para enviar al jefe de gabinete del comisario europeo Pierre Moscovici (olivier.bailly@ec.europa.eu) el siguiente correo electrónico:

From today on, Europe must disclose to each and every citizen the full country by country report: "Name and shame".

Fiscal evasion is a plague for both European citizens and European economy. We support fully transparent reports to fight this form of malpractice that is highly detrimental to Europe's democratic ideal. We want Europe to release to all citizens a complete and thorough country-by-country "Name and Shame" report.