BLOGS
10/04/2015 07:30 CEST | Actualizado 09/06/2015 11:12 CEST

31 cosas que sabes cuando cumples 40 años

1) Los días son largos, pero los años son cortos. Y cualquier rato en la consulta del médico con los niños es equivalente a la suma de años y días. 2) Es importante comprarse un buen sujetador, pero olvídate de llevarlo puesto después de las 9. 3) Si te lo quitas a las 6 tampoco pasa nada.

Elaine Alguire
  1. No pasa ni media por estar cansada y lista para ir a la cama a las 9.
  2. Los días son largos, pero los años son cortos. Y cualquier rato en la consulta del médico con los niños es equivalente a la suma de años y días.
  3. Es importante comprarse un buen sujetador, pero olvídate de llevarlo puesto después de las 9.
  4. De hecho, si te lo quitas a las seis de la tarde no pasa nada.
  5. En caso de duda, no lo compres, sobre todo si son zapatos o pintalabios.
  6. A veces llevas al niño a ver Disney on Ice porque le encanta, no porque tú quieras ir. Y, obviamente, no porque te guste pagar por ello.
  7. Recuerda que las palomitas y los souvenirs que venden allí son muy caros.
  8. Tú misma te puedes hacer la pedicura, pero resulta mucho más relajante si te la hace otra persona.
  9. Está bien poner tareas a los niños.
  10. Hacer ejercicio es esencial, al igual que comerse una buena bolsa de palomitas de vez en cuando. Se trata de equilibrar.
  11. Cuando tus hijos hablan de "aquellos tiempos" se refieren a la era pre-Internet.
  12. La pintura roja necesita tres o cuatro capas.
  13. Los espejos son una tontería, pero sirven para convencer a tus hijos de que tienes ojos en la espalda.
  14. Los dulces no son ninguna tontería.
  15. En cambio, hacer la colada sí es la mayor tontería.
  16. El tamaño de tu casa no importa, pero el amor que haya dentro sí (es cursi, pero cierto).
  17. El matrimonio no es pan comido. Pero merece la pena probar de ese pan.
  18. Tienes edad suficiente como para ser la madre del socorrista guapo de la piscina.
  19. Tener bebés cuesta, pero educarlos para que sean adultos a los que admires y respetes cuesta mucho más.
  20. El término de talle bajo es sinónimo de no te compres esa prenda.
  21. Los vaqueros de mamá (mi versión preferida son los jeggings) tienen su mérito.
  22. Comerse una tarrina entera de helado el primer día de menstruación es totalmente aceptable.
  23. La regla puede ser peor que el demonio.
  24. Ser tú misma es lo mejor que puedes ser (y quien debes querer ser).
  25. Los cumpleaños a los que sólo tienes que ir para dejar y recoger a los niños son los mejores.
  26. Es preferible que sea tu marido quien hable sobre el pelo de ahí abajo con vuestro hijo preadolescente.
  27. Anotar tus pensamientos es una idea muy buena. Si no, puede que se evaporen en un abrir y cerrar de ojos.
  28. Las arrugas son engañosas.
  29. Tener un buen peluquero resulta clave.
  30. Pasar tiempo de calidad escuchando a tus seres queridos no tiene precio.
  31. Y por último...

  32. 40 sólo es un número.

Este post fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano.

ESPECIAL PUBLICIDAD