BLOGS
31/07/2019 07:20 CEST | Actualizado 31/07/2019 07:20 CEST

10 pasos para convertirte en bloguero de viajes profesional

Getty

Abundan en internet los gurús que explican cómo dejaron sus aburridos trabajos para hacerse millonarios viajando por el mundo de forma fácil y sencilla. Esa arcadia feliz se puede alcanzar pero con un matiz: ni es fácil ni sencillo. Conseguirlo requiere mucho trabajo. Los resultados tardan en llegar, si algún día llegan, porque muchos fracasan aún esforzándose y habiendo visto todas las charlas Tedx que hay subidas en Youtube.

Las dos cosas más importantes que has de tener en cuenta antes de lanzarte a la aventura de ser bloguero profesional es que un blog es perfectamente compatible con ese trabajo que quieres dejar. Hasta que tu bitácora no haya despegado y empieces a ganar dinero de forma estable, no dejes tu trabajo. Lo segundo es que todo lo que necesitas saber convertirte en bloguero profesional se encuentra gratis en internet, y si necesitas asesoría personal, los blogueros de viajes de tu ciudad te cobraremos una caña por contarte todo lo que hemos aprendido durante años. 

1.- PRIMERO VIAJERO, DESPUÉS BLOGUERO

Los blogueros triunfan porque la gente quiere conocer las cosas de alguien que las haya vivido en primera persona. Tienes que sentir pasión por explorar el mundo sin importarte los precios, los prejuicios o la falta de gente que te acompañe. Nada ha de impedirte hacer la maleta y viajar por libre. Si en verano únicamente vas a la playa de Benidorm y cuando vas al extranjero contratas todo en una agencia, no podrás ser bloguero de viajes. Busca otro sector. 

Rubén y El Mundo

2.- ELIGE BIEN EL NOMBRE 

Esta elección es mucho más importante de lo que puedes imaginar en un principio. Es tu marca personal y tiene mucha relevancia a la hora de posicionarse. Sobre el mejor nombre no hay nada escrito, pero has de tener en cuenta un par de cosas. Investiga primero que no haya otro blog importante con un nombre parecido, la gente los confundirá. 

Busca un nombre atemporal, que te sirva para dentro de muchos años. Si tu blog se llama Viajando con mi bebé porque acabáis de ser padres o En bicicleta por el mundo porque ahora viajas así, piensa que dentro de 5 años ese bebé dejará de serlo y quizás prefieras moverte en avión. Al ser bitácoras personales, una fórmula que funciona bien es poner tu nombre con una palabra asociada a viajar como Mariel de viaje, El viaje de Sofi o Rubén y el mundo

3.- VINCULA TU BLOG A REDES SOCIALES

Cuanto hayas creado tu bitácora en la plataforma Wordpress, comprado el dominio (el nombre), instalado una plantilla y alojado todo en un buen servidor, ya tienes oficialmente creado el blog. Toca crear contenido y vincularlo a las redes sociales. 

Abre un perfil en Instagram, Twitter y grupo Facebook con el mismo nombre y publica contenido exclusivo de tu actividad bloguera. No mezcles temas de tu vida personal o de otras aficiones en esos perfiles sociales. Hay que crear marca. A veces las redes son cansinas, pero llevan tráfico a tu web y permiten llegar a nuevos potenciales lectores.

Getty

4.- FÓRMATE EN SEO ES GRÁTIS 

El SEO (Search Engine Optimization) es vital si quieres vivir de tu blog. Te va a permitir que si alguien haga una búsqueda en internet, Google sugiera tu artículo frente a todos los demás. Hay muchos tutoriales en YouTube y manuales en internet totalmente gratuitos, no hay necesidad de pagar por ningún curso. La práctica y el dominio de las herramientas de Google te convertirán en un experto en SEO sin que te des cuenta.

5.- LA FOTOGRAFÍA ES MUY IMPORTANTE

Sin duda el texto es lo principal, pero un buen artículo ha de estar acompañado de buenas fotografías. No hay que ser un profesional con una gran cámara y muchos objetivos. Con un buen teléfono y conocimientos básicos de lenguaje fotográfico y edición, puedes obtener unos resultados excelentes.  

Getty

6.- SÉ MÁS PRÁCTICO QUE PROSAICO

Probablemente quieras compartir con tu audiencia la emoción que te causó ver un amanecer, tu indignación por lo mal que estamos tratando el medio ambiente o tus reflexiones sobre la belleza de la diversidad que hay en el mundo. 

Todo eso está muy bien, pero lo que la gente quiere leer es cómo llegar del aeropuerto a la ciudad. Dónde alojarse y probar la comida típica. Informarse sobre la seguridad de un lugar y conocer las mejores actividades que pueden realizar. Los blogs se han convertido en las nuevas guías de viajes.

7.- TRATA BIEN EL TEXTO

Nadie quiere leer un artículo con faltas de ortografía, mal redactado o con un lenguaje demasiado coloquial. Estructura bien los contenidos y evita escribir como si lo hicieras para Wikipedia. Una de las variables que más valora Google es el tiempo de permanencia en la página, por lo tanto has de ofrecer al lector que ha entrado en tu web un texto ameno e informativo. Así conseguirás que lea todo el artículo y siga leyendo más contenidos de tu blog. Esas cosas a Google le gustan mucho.  

Getty

8.- SÉ RESPONSABLE CON LOS CONTENIDOS QUE OFRECES

Desde el momento que te conviertes en un prescriptor de viajes has de ponerte al servicio del turismo responsable. No recomiendes actividades que promuevan el cautiverio de animales o que traten a minorías étnicas como atracciones de feria. No des trucos para colarte dentro de un monumento, evitar pagar un transporte o regatear a los artesanos. 

Sé honesto con la información que das. Si tiene que ver con lugares o actividades que no recomiendas, argumenta bien las razones. Cuando vayas a escribir de un destino al que te han invitado o incluso te han pagando por ir, recuerda siempre que te debes a tus lectores no al cliente.

9.- CUIDA A TUS LECTORES

Son tu razón de ser y te debes a ellos. Hay mucha competencia y el nivel en la blogosfera es muy alto. Un lector que no ha sido bien atendido fácilmente va a encontrar otro blog donde le ofrezcan mejor contenido y trato. El trabajo de bloguero de viajes incluye atender a tus lectores de manera individual. Te harán muchas preguntas que has de responder. 

Para la mayoría de la gente viajar es un gran esfuerzo y todo tiene que salir perfecto. Quieren tener resuelto cada detalle de su aventura y si han confiado en ti en lugar de en Viajes El Corte Inglés, en tus manos tienes una responsabilidad y una gran oportunidad que tiene premio: un lector fiel que te hará ganar dinero.

Rubén y El Mundo

10.- ADSENSE Y AFILIACIÓN, POR AHÍ ENTRA EL DINERO

Si queremos dejar nuestro tedioso trabajo para dedicarnos al blog, por algún lado tiene que llegar el dinero. Hay varias formas de monetizar un blog, las dos más estables son Adsense y afiliación. 

Adsense es la publicidad que Google inserta en tu página web, y como dueño del blog vas a cobrar por esos anuncios. Cuantas más visitas tengas y más tiempo pase la gente leyendo tus artículos, tendrás mejores anunciantes, mas tiempo de exposición y más dinero que Google te ingresará en tu banco a final de mes.

La afiliación son enlaces personalizados que las empresas proveedoras de servicios turísticos te ofrecen para que los insertes en tu web. Cuando la gente hace una compra a través de esos enlaces, tú te llevas una comisión. Si ayudas a un lector a organizar su viaje, luego este lector contratará su seguro de viaje, alojamiento, vuelo y actividades desde tu página web y por cada una de esas reservas tú pasas por caja.

 

Como ves crear un blog de viajes y ganar dinero no es tan complicado. Todo el mundo lo puede hacer. Si viajar es tu pasión y trabajas duro, dentro de unos años podrás conseguir tu objetivo de profesionalizarte y seguramente saldrás en la lista de los 25 blogs de viajes más leídos de España que cada año publica Paco Nadal para El País.

 

Síguenos también en el Facebook de El HuffPost Blogs

ESPACIO ECO