13 datos clave de 'Las tinieblas y el alba', la precuela de 'Los pilares de la Tierra' de Ken Follet

La novela de casi 1.000 páginas sale a la venta este martes 15 de septiembre

31 años después de su publicación y tras 43 millones de copias vendidas en todo el mundo, Los pilares de la tierra vuelven a estar de actualidad. El autor británico Ken Follet publica este martes 15 de septiembre su precuela, Las tinieblas y el alba, de la que se tuvo noticia el pasado 12 de junio.

Ken Follet regresa a las librerías tres años después de publicar Una columna de fuego, la tercera parte de la famosa y exitosa trilogía que arrancó con Los pilares de la tierra. En ella narra la construcción de una catedral gótica en el siglo XII. Entre los logros de Los pilares de la tierra se incluyen ocupar el puesto 33 de la encuesta realizada por la BBC en 2003 para encontrar las obras más apreciadas de la literatura británica y formar parte del club literario Oprah’s Book Club.

Portada de 'Las tinieblas y el alba' de Ken Follet.
Portada de 'Las tinieblas y el alba' de Ken Follet.

Ahora es el turno de hablar de Las tinieblas y el alba y su relación con la novela de 1989. ¿Cuán es la conexión exacta entre ambas? ¿Por qué Follet la llama precuela? Estas son las principales claves del libro:

1. Tiene 938 páginas, una extensión muy similar a Los pilares de la tierra.

2. Se desarrolla 150 años antes que Los pilares de la Tierra, exactamente en la Edad Oscura y comienza la Edad Media, el ocaso de una época violenta y brutal y el comienzo de una nueva época. El año de arranque es el 997.

3. El escenario es Kingsbridge, donde se enmarcan también Los pilares de la tierra, Un mundo sin fin y Una columna de fuego.

4. Sus protagonistas son los antepasados de los personajes de Los Pilares de la Tierra, aunque “no se establece una conexión directa”. Como explicó el propio Follet, “el tiempo transcurrido entre las épocas de los libros es demasiado largo” como para que exista esa conexión.

5. La idea de la novela es adentrarse en la historia de Kingsbridge y explicar cómo se convirtió en una ciudad. “La visualicé como un lugar pequeño y apartado y comencé a imaginarme cómo creció”, explica Follet.

6. Si Jack, el protagonista de Los pilares de la tierra, es constructor de catedrales; Edgar, uno de los tres personajes principales de Las tinieblas y el alba, es también constructor, aunque de barcos.

7. Dice Follet que en todos sus libros “hay artesanos de algún tipo” y encuentra una relación a esto: “Como suele pasar, yo no soy capaz ni de montar una estantería. Y quizá sea una de las razones por las que admiro a esta gente”. En el caso concreto de estas novelas tiene que ver con la época histórica, en la que “era muy importante construir barcos, iglesias, puentes… Esa gente sacó a Europa de las tinieblas. Y, por supuesto, lo que construyen trae cambios”.

8. Los otros protagonistas del libros son Ragna, la rebelde hija de un noble, y Alfred, un monje idealista convencido que ningún poder terrenal puede oponerse a sus sagradas aspiraciones. Los destinos de los tres se entrecruzan en una época de constantes amenazas de invasiones vikingas y de violencia por parte del rey, que lucha por imponer la ley y el orden sobre sus insubordinados nobles.

9. El personaje de Ragna es clave también porque con él da peso a las mujeres y a su capacidad de liderazgo. “Tiene habilidades que la mayoría de los hombres no tienen. Si nos fijamos hoy en el mundo, vemos a mujeres y hombres que dirigen grandes compañías. Y las mujeres las dirigen con otro estilo. La manera de liderar de las mujeres es muy diferente. Muchos países que han gestionado bien la pandemia tienen a una mujer como primera ministra: Nueva Zelanda, Finlandia, Alemania… Entre los peores, los americanos, los británicos y los brasileños… No creo que sea casualidad que tengamos hombres al frente”, dijo sobre ella en una entrevista con el XL Semanal.

10. Follet tardó tres años en escribir el libro, su media habitual: uno para documentar, otro para escribirlo y otro de propina para corregirlo.

11. La documentación de este libro no fue fácil ya que “los anglosajones no escribían mucho, casi no han dejado pinturas y gran parte de su construcción estaba hechas de madera y hace mucho que se acabaron pudriendo”. Dice Follet que el lugar más interesante que visitó para escribir este libro fue el Museo del Tapiz de Bayeux, en Bayeux, Francia. Hay una réplica del tapiz en el Museo de Reading.

12. Este lienzo es importante porque a través de 58 escenas diferentes narra la llegada al trono de Guillermo I el Conquistador, cuyo reinado se desarrolló entre 1066 hasta su muerte en 1087.

13. Cualquiera que lea Las tinieblas y el alba cambiará su opinión sobre los vikingos, si es que es de los que piensa en positivo por lo que muestran las series y películas. “Es un error. Los vikingos eran horribles: asesinos, violadores, ladrones… Tenían un negocio montado con los prisioneros, a los que vendían como esclavos. Pero la gente piensa que son sexys”, asegura Follet, para el que “pasa algo parecido con los nazis”: “Si piensas en gente horrible, son los primeros que te vienen a la cabeza, pero tenían unos uniformes fantásticos”.