NOTICIAS
15/12/2020 12:29 CET | Actualizado 15/12/2020 12:38 CET

2020, un año para quemarse, también en lo climatológico

Se ha vivido la temperatura más alta en la Tierra desde 1931. Es el segundo año más cálido en España y el tercero en todo el mundo desde que hay registros.

ASSOCIATED PRESS
Un niño busca refugio del calor extremo frente a un cañón de agua

Que el 2020 nos ha quemado a todos no es únicamente una metáfora. Ni siquiera la pandemia, con su confinamiento de varios meses, ha frenado el calentamiento global. España va a cerrar el año como el segundo más cálido desde que hay registros, mientras que en el mundo los datos lo sitúan como el tercero de toda la serie histórica de más de siglo y medio. La emergencia climática no es un cliché, es una realidad.

Dentro de nuestras fronteras el mercurio se ha elevado hasta los 16,1ºC de promedio (a falta de los últimos días de diciembre). Son dos décimas más que el año pasado y hasta seis más que en 2018, de acuerdo con diversos estudios. Según avanza eltiempo.esel único mes que ha dado un respiro al termómetro ha sido octubre. Los demás se han movido entre los parciales más altos desde 1961, primer año con mediciones.

Lo más grave se vivió en febrero, previo al covid, y en mayo, cuando aún estaba en vigor el confinamiento, algo más relajado por entonces. Ambos han sido los meses más cálidos en todo este periodo.

Estadística: Evolución anual de la temperatura media en España de 2008 a 2019 (en grados centígrados) | Statista
Encuentre más estadísticas en Statista

El calentamiento en nuestras fronteras golpeó a regiones poco acostumbradas a ello. Durante la ola de calor de finales de julio se registraron 42,2ºC en el aeropuerto de San Sebastián, 1,8ºC más que su anterior récord. No fue el único punto en alerta por las altas temperaturas.

En el norte peninsular hubo una variación de hasta 15 grados con respecto a años “normales”. Pero el pico nacional “oficial” se situó más al sur. La medición de la máxima se estableció en Vélez-Málaga, el 2 de agosto, con 45′7ºC.

La temperatura más alta en la Tierra desde 1931

El problema no es específico de España. En todo el mundo, 2020 se cerrará, salvo inesperado enfriamiento generalizado, como el tercer año de mayor temperatura media desde que se estudian los datos (en 1850). Llevado al siglo XXI, es el segundo peor ejercicio, solo superado por 2016, aunque entonces influyó el fenómeno de El Niño, que contribuye a que se den altas temperaturas a escala global, como reconocen los expertos de eltiempo.es.

De enero a octubre las temperaturas globales estuvieron 1,2ºC por encima de lo normal. Y, en concreto, el Valle de la Muerte, en California, EEUU, alcanzó la temperatura más alta registrada en la Tierra desde 1931, con 54,4º C. El infierno, prácticamente, mientras Donald Trump insiste en rechazar la existencia del cambio climático.

En el Círculo Polar Ártico también se alcanzaron los 38ºC en la ciudad rusa de Verjoyansk (Siberia) en la ola de calor de junio. El Ártico, la zona que más rápido se está calentando, ha tenido temperaturas de cinco grados por encima de lo normal de media este año. También en 2020 se ha superado por primera vez los 20ºC en la Antártida, con los 20,75 grados medidos en la Isla Seymour.