NOTICIAS
26/02/2021 11:22 CET

21 expertos lanzan un mensaje optimista de futuro PERO avisan de lo que viene en abril

Bien, pero no bien del todo.

GETTY
Una persona pasa ante un dibujo del coronavirus.

Vienen mejores tiempos, pero todavía tendremos que atravesar turbulencias. 21 expertos consultados por The New York Times han coincidido en mostrarse optimistas al afirmar que lo peor de la pandemia ya ha pasado y al anticipar que la vida puede parecerse a la normal en verano, al menos en países como Estados Unidos.

Pese a ese mensaje esperanzador, la mayoría de los científicos creen que habrá una cuarta ola de infecciones a finales de marzo o abril. Pero enfatizan que no es un aumento inevitable si los Gobiernos y las personas mantienen las precauciones durante algunas semanas más.

Uno de los problemas más importantes ahora, según los mismos expertos, es que todavía tendrán que pasar muchas semanas antes de que las vacunas tengan algún efecto en la evolución de la pandemia. A eso se le suma que el virus está cambiando más rápido de lo esperado, evolucionando hacia variantes que pueden esquivar parte de las barreras inmunológicas.

Por eso, The New York Times subraya que ese camino de regreso a la normalidad está plagado de incógnitas: cómo frenan las vacunas la propagación, si serán efectivas con todas las variantes y cómo de rápido van a inyectarse esos fármacos en todo el mundo.

“Pero la mayor ambigüedad es el comportamiento humano”, se asegura en el reportaje, que se pregunta si los ciudadanos, desesperados por volver a la normalidad, seguirán cumpliendo las normas contra el virus.

“Lo más probable es que las muertes por Covid-19 nunca aumenten tan precipitadamente como en el pasado”, se afirma en base al testimonio de los expertos, que subrayan que la cuarta ola puede darse si se vuelve a bajar la guardia, se levantan las restricciones y las variantes se extienden. 

Kristian Andersen, virólogo del Instituto de Investigación Scripps en San Diego, dijo que confiaba en que la cantidad de casos continuará disminuyendo y luego se estabilizará en aproximadamente un mes. Después de mediados de marzo, la curva de los nuevos casos volverá a subir.

Desde principios hasta mediados de abril, “vamos a empezar a ver un aumento de las hospitalizaciones”, anticipó antes de plantear que la cuestión es cómo de grande será ese aumento.

Los expertos creen que, al menos en Estados Unidos, esa oleada disminuirá en algún momento a principios del verano gracias a la combinación de vacunas, inmunidad natural y buen tiempo y aire libre. Eso, apuntan, hará más difícil que se produzcan grandes brotes.

Con todo, los científicos avisan: “Incluso cuando el virus comience a desaparecer, es posible que las personas aún necesiten usar mascarillas en lugares públicos y mantener la distancia social, porque un porcentaje significativo de la población, incluidos los niños, no estará inmunizado”.

Todos los expertos consultados por The New York Times señalan que el virus nunca desaparecerá del todo e, incluso después de que la gran mayoría de la población haya sido inmunizada, seguirá apareciendo en grupos, aprovechando los focos de vulnerabilidad. 

Photo gallery Las mejores mascarillas disponibles en el mercado, según la OCU See Gallery