Máximas de 47 grados y lo peor aún por llegar: lo que deparará la ola de calor

Las temperaturas más altas se alcanzarán en Badajoz, Cáceres, Córdoba y Toledo.
|
47 grados en un termómetro de Sevilla
47 grados en un termómetro de Sevilla
CRISTINA QUICLER via Getty Images

Calor extremo, más de 30 provincias en riesgo... y lo peor aún no ha llegado. La segunda ola de calor del año podría llevar los termómetros hasta los 47 grados en Badajoz y moverse por los 45 en varios puntos del sur y el este de España.

Se trata, como explica el meteorólogo de Meteored Samuel Biener, de una ola de calor autóctona; nacida en la Península Ibérica a diferencia de otras ocasiones, en las que se deben a masas de aire de origen africano.

Más de medio país presenta riesgo amarillo o naranja (importante) para estos días, en los que las máximas podrán ser aún peores fuera de los medidores oficiales.

En Andalucía, Córdoba, Huelva y Jaén presentarán alertas importantes por las elevadas temperaturas, mientras en Cádiz, Almería y Granada también habrá riesgo pero será menor, al igual que en Huesca, Teruel y Zaragoza, en Aragón, y Mallorca, en Islas Baleares. Ávila y Salamanca, en Castilla y León, tendrán también aviso importante por la ola de calor, mientras Burgos, León, Palencia, Segovia, Soria, Valladolid y Zamora estarán también en riesgo, pero en menor nivel.

En Castilla-La Mancha, Toledo será la provincia con mayor riesgo (naranja) por la ola de calor. Asimismo, Albacete, Ciudad Real, Cuenca y Guadalajara tendrán aviso (amarillo). Por su parte, Badajoz y Cáceres, en Extremadura, también estarán en riesgo importante, según la Aemet.

La ola de calor también pondrá en riesgo (amarillo) las provincias de Madrid, Navarra, Álava, La Rioja, Valencia, Lugo, Ourense, Girona y Lleida.

El problema de las noches y lo que viene

El valle del Guadalquivir y zonas de Portugal se suman a esas marcas disparadas, pero otros puntos a priori más frescos no bajarán de 40ºC en sus máximas, como zonas del norte o del noroeste, como el interior de Galicia.

No es solo un problema de temperaturas máximas. Por las noches, como recoge el portal eltiempo.es, ante el subidón del mercurio no solo habrá problemas para conciliar el sueño, sino que sus efectos arrastrarán las mediciones de días siguientes. Así, a partir del jueves se espera que haya noches tropicales (más de 20 grados) en casi todo el país y noches tórridas (más de 25) en diversos puntos.

Según la predicción de ambos portales el día de más calor absoluto será el miércoles, cuando se espera que se llegue a algunos récord de temperaturas máximas porque una DANA se aislará frente a las costas del oeste peninsular.

A partir de ahí, Meteored prevé que se podrá llegar a registros récord en el interior y en la mitad occidental. Por ejemplo, expone que en zonas como Sevilla, Córdoba, Orense o Zaragoza los valores se situarán entre los 42 y los 44ºC. En cuanto al Cantábrico oriental, en Bilbao se alcanzarán los 36 o 38 grados y en el suroeste podría aparecer polvo en suspensión.

Durante la jornada del jueves, la DANA se mantendrá en el Atlántico y traerá más aire cálido y el aumento de las temperaturas en el oeste peninsular. Eso sí, no está claro qué ocurrirá en el fin de semana, ya que este fenómeno genera “cierta incertidumbre”, según Meteored.

Solo se escaparán Canarias, Ceuta y Melilla, que a partir del martes serán la envidia nacional con un cierto descenso de temperaturas.

La alerta por alto riesgo de calor se mantendrá hasta el jueves en Madrid

Ola de calor en junio de 2022