BLOGS
06/02/2019 20:35 CET | Actualizado 07/02/2019 07:22 CET

5 cervezas para regalar o regalarse en San Valentín

El 14 de febrero no es una fecha cualquiera. El día de los enamorados es una excusa tan válida como cualquier otra para beber buena cerveza, pero además tiene el aliciente de que podemos demostrar nuestro cariño a los demás en forma de zumo de cebada. Tanto si tienes pareja como si no, estas cinco cervezas son perfectas para la ocasión ¿Todavía regalas bombones? ¡Pásate al lado lupulado del amor!

A qué sabe el amor de Urban Beer

Urban Beer ¿A qué sabe el amor?

Desde Bilbao nos llega la respuesta a esta pregunta. Arantxa e Iñigo, la pareja de cerveceros que compone Urban Beer, lo tienen claro. Para ellos el amor sabe a melocotón, frambuesas y pétalos de rosa; así que se pusieron manos a la obra e hicieron de su idea una realidad. Esta cerveza oscura de inspiración belga madura mínimo un mes tras su fermentación. Esta quadruple es fuerte y su 12% de alcohol da fe de ello. En boca apreciamos todos los ingredientes antes mencionados sobre un cuerpo pleno y denso, por lo que recomiendo dilatar su degustación y esperar a que tome temperatura.

Alma Enamorada de Ilúnica

Ilúnica Alma Enamorada

"Alma Enamorada" son las dos primeras palabras del himno de Hellín, localidad de esta cervecera manchega. También hacen referencia al Callejón del Beso, tan estrecho que las parejas tenían que besarse de tan juntas que pasaban, según cuentan. Desde Ilúnica nos explican que "esta cerveza es de estilo belgian blonde ale, ya que entendíamos que el amor se refleja mejor con una receta en la que predominaran las notas dulces sobre el amargo del lúpulo. Como Hellín es tierra de caramelos le incorporamos caramelos de La Elisa durante la producción y anís estrellado que es el sabor más reconocible de estos dulces". En efecto, apreciamos caramelo y anís en esta rubia de 6,5% de alcohol.

NEIPA de Montseny

Montseny NEIPA

La etiqueta diseñada por el artista Antonio Bravo es toda una declaración de intenciones... Y aunque la otra persona no pille el guiño, disfrutarás de una NEIPA espectacular. Es un zumo de lúpulo, aunque más bien parece un batido de frutas. Su aspecto turbio anticipa una explosión de sabor y frescura. Con tres variedades de lúpulo, enamora nada más abrir la lata. Es tan aromática que emociona. Resulta sedosísima en boca con un alcohol bastante contenido de 5,5%.

Barley White de La Virgen

La Virgen Barley White

Desde la casa madrileña, esta deliciosa barley wine es su interpretación del amor ilimitado. Sin embargo, es una edición limitada de 1.200 litros ¡El amor está lleno de contradicciones! Envejecida en barrica de Pedro Ximenez, 11% de alcohol y una maltosidad impúdica... ¿Qué más argumentos necesita tu pareja para comprender que la amas? El formato de 25 centilitros invita a no compartir, pero las cosas que se hacen por amor... Deja que coja temperatura para disfrutar de todo su potencial, y la descubrirás más seca que otras cervezas del mismo estilo. Por si todavía no te habías dado cuenta, La Virgen homenajea al cantante Barry White con esta sensual propuesta bírrica.

Amor Amargo de Tyris

Tyris Amor Amargo

Sirve tanto para mandar una indirecta a tu pareja como para disfrutar de una imperial IPA tremenda tras una ruptura. La fábrica valenciana Tyris nos propone una cerveza con cuerpo y bien lupulada que no renuncia al carácter maltoso para superar las asperezas del amor. Con cuatro tipos de malta y cinco variedades de lúpulo, el resultado es una IPA de corte americano bien ensamblada. En el aroma percibimos cítricos y melocotón, que tienen su reflejo en el paladar sin descuidar el caramelo proveniente del cereal. Amor Amargo luce una maltosidad contundente para contrarrestar su elevado a la par que equilibrado amargor. La sensación final es seca, pero limpia. 7% de alcohol tiene la culpa.

Puedes visitar mi blog sobre cerveza y seguirme en Twitter, Facebook e Instagram. Encuéntrame también en LinkedIn.

ESPACIO ECO