BLOGS
19/05/2019 12:35 CEST | Actualizado 19/05/2019 12:35 CEST

5 personajes a los que haríamos un "Dracarys"

EL HUFFPOST
Ortega Smith, Rafa Nadal y Cayetana Álvarez de Toledo.

La palabra de moda, la expresión más utilizada esta semana en conversaciones, artículos y chats de WhatsApp ha sido sin duda “Dracarys”. Es el término que utiliza una de las protagonistas de Juego de Tronos para hacer que sus dragones calcinen vivo a cualquiera ser que se ponga por delante. En los últimos días la hemos oído, leído, debatido, compartido en forma de gifs y pronunciado para nuestros adentros cuando alguien nos anulaba una cita o nos pedía más trabajo. Pero lo que en un principio provocó nuestra más profunda ira contra los guionistas (hay quien hasta recoge firmas para que den una vuelta a la octava temporada) se ha ido convirtiendo en una especie de mantra al que le estamos cogiendo el gustillo.

En el fondo la Madre de Dragones, Khaleesi de los dothraki y princesa Targaryen, ha hecho en prime time lo que todas hemos deseado hacer alguna vez y no nos hemos atrevido. “Dracarys” se podría traducir a nuestro idioma como “iros a tomar por culo ya que me tenéis todos hasta el toto”. Tener una palabra que resuma todo eso no viene nada mal. 

Tú te imaginas ahí subida a lomos del dragón, con tu cabellera rubia platino, mirando fijamente a tu objetivo y ¡zas! en un abrir y cerrar de ojos ha desaparecido

Aunque pronunciar la palabra no tenga ningún efecto en la vida real, el hecho de pensarla te deja con una media sonrisa en la cara. Tú te imaginas ahí subida a lomos del dragón, con tu cabellera rubia platino, mirando fijamente a tu objetivo y ¡zas! en un abrir y cerrar de ojos ha desaparecido. La actualidad está plagada de personajes que con sólo escucharles sientes unas ganas tremendas de hacerles un Dracarys. ¿A quienes borraríamos del mapa esta semana?

Javier Ortega Smith. Este sí que tiene un buen Dracarys. Según las declaraciones del candidato de Vox a la alcaldía de Madrid, las mujeres tenemos derecho a comer, cuidarnos, cortarnos el pelo, las uñas… y hasta ahí puedo leer. Cuando se trata de parir hijos, nuestro ser ya es un ser, somos meras incubadoras al servicio de la criatura. Lo de “cuidarse” para este candidato no debe estar relacionado con el bienestar físico y mental de la madre sino con la idea de ir a la peluquería y maquillarse. Porque las mujeres sólo somos cuerpos disponibles para otros, no pensamos, no sentimos ni tenemos voluntad. ¿Podemos volver a decir Dracarys y recarbonizarlo una vez más?

Cayetana Álvarez de Toledo. Es verla aparecer en pantalla y escaparse el Dracarys de los labios. Siempre que habla la caga. La diputada del PP por Barcelona conocida por declaraciones como “¿de verdad van diciendo ustedes sí, sí, sí hasta el final?” o “la huelga feminista me parece un disparate delirante”, ha cargado esta semana contra Manuela Carmena, a la que tacha de “senil” y “abuelita que hace política del rencor”. Debe ser que no se ha mirado al espejo, porque su resentimiento hacia la alcaldesa ya viene de lejos. Su “No te lo perdonaré jamás, Manuela Carmena. Jamás” fue trending topic en Twitter. Cayetana se lleva el Dracarys del año a la nula sororidad, si es que sabe lo que significa esa palabra.

UngaUngaArmy: No es una figura de carne y hueso, pero hacen el mismo daño que los Caminantes Blancos. Son una manada digital organizada para atacar a las feministas en Twitter. Una panda de trolls racistas y homófobos que bajo el hashtag #UngaUngaArmy se unen para tumbar cuentas que defienden los derechos de las mujeres, como por ejemplo la de Towanda Rebels que han logrado cerrar esta misma semana. Todo ello con la complicidad de Twitter España, que no hace nada contra los millones de trolls que nos insultan y amenazan todos los días, pero no se lo piensa dos veces a la hora de censurar perfiles que defienden a las mujeres.

Rafa Nadal. Sí, Rafa, sí. Propongo un mini-dracarys para ti, que te seque un poquito ese pelo remojado y te suba dos tonos más el bronceado… Por no saber. “No sé… No sé… Lo mismo pasa en el modelaje” respondiste a la pregunta de por qué los hombres ganan más que las mujeres en el tenis. Pues hay que saber, Rafa. Esa es la misma respuesta que diste el año pasado y a la vista está que no te has informado. Que los hombres ganen más en el deporte y las mujeres en los concursos de belleza será por algo. Entendemos que pasas muchas horas en la cancha con la raqueta y te admiramos, pero a estas alturas de la historia (2019) una figura tan importante y respetada como tú no puede no saber de feminismo. Es un básico para cualquier personalidad que pretenda seguir en la lista de “los más queridos”. Sin consciencia feminista no hay paraíso.

Damares Alves. ¿Se imaginan a unaministra de Mujer, Familia y Derechos Humanos diciendo que Elsa, la princesa de Frozen, es peligrosa porque puede hacer que las niñas se “lesbianicen? Pues esta perlita es real y no sale de las ostras de La Sirenita del fondo del mar sino del mismísimo gobierno de Bolsonaro en Brasil. Toda la vida recibiendo mensajes machistas de Disney y nadie dice ni mu, pero si una princesa no está interesada en el amor romántico creamos una alerta internacional. Un Dracarys para esta ministra por decir tonterías y no ser apta para su puesto.

¡Ay Daenerys Targaryen, cuánto te entendemos!

EL HUFFPOST PARA CORREOS