INTERNACIONAL
07/08/2019 18:58 CEST

5.199 muertos en 757 atentados terroristas yihadistas en el primer semestre de 2019

El Observatorio Internacional de Estudios sobre Terrorismo constata que, pese a todo, este tipo de terror retrocede en el mundo.

Thomas Peter / Reuters
Entierro de algunas de las víctimas de la cadena de atentados del pasado abril en Sri Lanka, reivindicada por el ISIS y que dejó 258 muertos. 

5.199 personas han fallecido en los 757 atentados yihadistas que se han producido en los primeros seis meses del 2019, con Afganistán en el principal epicentro de los ataques que, sin embargo, tienden a la baja en Europa, según el

Observatorio Internacional de Estudios sobre Terrorismo.Estas son algunas de la conclusiones del informe semestral de la actividad yihadista en 2019, dado a conocer este miércoles por el Observatorio, impulsado por el Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite).

La letalidad de los atentados que se han producido en la primera parte de 2019 mantienen una trayectoria similar a la desarrollada durante el año 2018, cuando la derrota militar del Daesh y la desaparición de su califato yihadista dieron paso a múltiples focos de actividad esparcidos a escala global, explica el documento. 

Así, Afganistán, con 180 atentados que dejaron 1.408 víctimas mortales, continúa siendo el país con mayor actividad yihadista debido, sobre todo, a la presencia de los grupos talibanes.

Le sigue Irak, que con 130 atentados “se consolida como el escenario idóneo a la hora de mostrar la vuelta del Estado Islámico hacia la estrategia insurgente”, mientras que Siria repunta en la actividad yihadista con cinco puntos porcentuales más respecto a 2018.

Esto se debe, según el observatorio, a la existencia de células de ISIS compuestas por miembros con el suficiente poder para seguir cometiendo atentados y al rebrote de la actividad de Tahrir al Sham en África Occidental, donde se ha producido un crecimiento significativo de la violencia ejercida por estas organizaciones. 

Según el estudio, los países con mayor número de víctimas (Afganistán, Siria, Nigeria, Irak y Sri Lanka) reúnen el 67,3 % del total de muertos.

Daesh Central es el grupo que más atentados ha cometido en el primer semestre de 2019, con 208 ataques en 24 países, seguido por los talibanes, que principalmente apuntan a objetivos policiales y militares, con 201 ataques.

Esta última organización es la que más víctimas mortales ha dejado, con 1.502, seguida por Daesh Central, con 928, y Boko Haram, con 537 fallecidos.

Europa consolida la bajada

Mientras, en Europa siguen descendiendo los atentados, en una tendencia que se inició ya el año pasado tras un período de tres años en que el número de ataques había adquirido niveles sin precedentes.

En lo que va de 2019, se han producido únicamente dos acciones que podrían atribuirse a radicales de la ideología del salafismo yihadista.

Los atentados en Europa suelen llevarse a cabo de forma rudimentaria por autores individuales que han sido autoradicalizados o adoctrinados por alguien cercano, pero que no mantienen vínculos directos ni reciben órdenes o apoyo logístico de la organización, resalta el informe. 

No obstante, la probabilidad de que se repita un ataque terrorista es alta, debido a que no se precisa de grandes conocimientos para perpetrar este tipo de atentados, a lo que se suma la vuelta de los combatientes extranjeros o foreign fighters que, tras haber combatido en la zona del califato, desean volver a sus países, concluye el Observatorio. 

Resurge el ISIS en Siria

El grupo yihadista Estado Islámico está “resurgiendo” en Siria, en un momento en que Estados Unidos ha retirado tropas, y está consolidando sus capacidades en el vecino Irak, según confirmó ayer martes un organismo de monitoreo del Departamento de Defensa estadounidense.

Los yihadistas, que sufrieron grandes pérdidas territoriales a manos de las fuerzas iraquíes y sirias, respaldadas por una campaña aérea internacional liderada por Estados Unidos y Rusia, respectivamente, están explotando las debilidades de las fuerzas locales para obtener ventajas, según el informe de la Oficina del Inspector General. “A pesar de perder su califato territorial, el Estado Islámico en Irak y Siria solidificó sus capacidades insurgentes en Irak y resurgió en Siria este trimestre”, según el informe.

Indica que la organización ha podido “reagruparse y mantener operaciones” en los dos países, en parte porque las fuerzas locales “siguen siendo incapaces de mantener operaciones a largo plazo, realizar múltiples operaciones simultáneamente o retener el territorio que han despejado”, expresó la documentación.

El resurgimiento del grupo en Siria se produjo cuando Washington “completó una retirada parcial” del país, una medida tomada a pesar de que los comandantes dijeron que los grupos rebeldes de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) respaldadas por Estados Unidos “necesitaban más capacitación y equipamiento para las operaciones de contrainsurgencia”.

El año pasado, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró la victoria contra el Estado Islámico y ordenó la retirada de todas las tropas estadounidenses de Siria, una decisión que llevó al secretario de Defensa, Jim Mattis, a renunciar.

QUERRÁS VER ESTO
Photo gallery Los liberados de manos del ISIS See Gallery

APRENDE A USAR TU DINERO