BLOGS
21/05/2019 09:09 CEST | Actualizado 21/05/2019 10:32 CEST

Abascal se sienta detrás del presidente y se asegura todas las fotos

Pillar sitio en el Hemiciclo era ser el centro de la foto del día. Vox tenía claro que iba a robar plano a los cuatro diputados catalanes que venían de Soto del Real. Pasadas las 7 de la mañana ya estaban trajeados y engominados en el patio del Congreso esperando a que se abriera el Hemiciclo. No han dudado ni un segundo y se han instalado directamente en la bancada socialista, ocupando la fila detrás del presidente del Gobierno. En el lugar que ha ocupado siempre el jefe de la oposición socialista y en el que ahora se sienta Adriana Lastra, portavoz del PSOE.

Solo un diputado del PSC, José Zaragoza, ha madrugado lo suficiente para hacerse un hueco entre Abascal y Espinosa de los Monteros, desplanzando a Ortega Smith de todas las fotos que se disparen esta mañana al presidente del Gobierno. El ex legionario era el que organizaba los sitios de su grupo, ante las caras de estupefacción de los diputados socialistas que iban llegando y se daban de bruces con Abascal en lugar de con Lastra. 

El grupo de Vox ha llegado tan pronto que seguridad ni siquiera había tenido tiempo de pasar a los perros policías para inspeccionar las bancadas. Así se lo ha hecho saber el personal del Congreso a los diputados de Vox, que han respondido: “Sin problema, a nosotros no nos molesta”. También Zaragoza ha tratado de que dejarán los asientos a los socialistas pero sin éxito. El diputado del PSC ha soportado las bromas y saludos de colegas, a los que decía “esto es de Berlanga”, otros le han dicho “lanza un silbidito si lo necesitas ayuda”. 

EFE

Hoy los escaños no están todavía adjudicados, por eso había bofetadas para coger los mejores sitios. Los segundos en llegar han sido los de Esquerra Republicana, que se han plantificado en el queso central frente al presidente del Congreso, para guardar el sitio a los cuatro diputados presos en donde esta última legislatura se ha sentado Albert Rivera. También los de Junts per Cataluña han ocupado los sitios de Ciudadanos. Miriam Nogueras y Jauma Alonso, con blazer y corbatón amarillo, guardaban con celo los sillones para los presos catalanes. Su entrada en el hemiciclo ha estado acompañada de aplausos por parte sus grupos parlamentarios y gritos de ¡Fuera, fuera! desde las filas de Vox. También Pablo Iglesias ha aprovechado el tirón de los diputados catalanes y ha llegado a la vez. Se trata de salir en las fotos aunque tus escaños hayan menguado. 

Entre los más avispados del PP estaba Guillermo Mariscal que se ha acercado a saludar a Abascal y Zaragoza, que ha estado recibiendo sin levantar las posaderas como si fuera el anfitrión del hemiciclo. Hoy hay tal expectación que hasta los médicos de Moncloa han venido a ver qué se cuece.

Como dato simbólico, Albert Rivera ha ocupado la misma fila que Pablo Casado, cada uno se sentaba a un extremo, acercándose peligrosamente al líder del PP, ahora que ha decidido erigirse en jefe de la oposición moral aunque no haya superado en votos a su rival. 

Abascal ha forzado la foto del apretón de manos con Pedro Sánchez mientras que la imagen de Oriol Junqueras y el presidente del Gobierno, que es el objetivo de ERC no se ha producido todavía. 

A ver si el resto de la legislatura llegan tan pronto en lugar de faltar a clase. 

EL HUFFPOST PARA 'MASCOTAS 2'