Cómo abrir las bolsas de plástico de la frutería sin tener que humedecer los dedos

Sin mascarilla era mucho más fácil.

Puede llegar a ser desesperante. Coges la delgadísima bolsa de plástico de la frutería del supermercado y cuando la quieres abrir resulta imposible. Sin la opción precovid de humedecer los dedos con la punta de la lengua, cuesta deshacerse de la electricidad estática acumulada y despegar los dos extremos del envase.

Hay solución, y la ha compartido en Twitter un empleado de la cadena de alimentación canadiense Sobeys. Sólo se necesita hacer un cambio de perspectiva. En lugar de abrir por la parte superior, por donde se introducirían los alimentos, hay que hacerlo por el medio.

Se trata de colocar las bolsa entre las palmas de las dos manos y frotar ambas a gran velocidad. Así se consigue que los extremos de la bolsa se separen.

Hay más fórmulas, según sea la bolsa que se pretende abrir e incluso si se tienen las manos libres o no.

Si, por ejemplo, la bolsa de la frutería tiene asas es mucho más sencillo. Basta coger cada una con cada mano y tirar hacia los extremos opuestos. La bolsa se acaba abriendo como se ve en este vídeo de Twitter.

Sin embargo, no siempre se tienen las dos manos disponibles. Ante una situación así, esta usuaria de YouTube tiene otro truco: se puede utilizar un antebrazo como sustituto de una mano para sujetar la bolsa por un lado. Se coloca encima la otra mano y se frota.

También se puede hacer con los dedos, como muestra este usuario de YouTube, aunque hay que reconocer que se tarda algo más en conseguir el objetivo.

La dinámica es más o menos la misma. Se sostiene la bolsa con las yemas de los dedos y se frota muy rápido para eliminar la electricidad estática y el plástico se despegue. Funciona, pero hay que tener paciencia.

Trucos caseros que te harán la vida más sencilla