Un activista se sienta en el banquillo por fotografiar un desahucio

Publicó imágenes en el que se veía a policías ejecutando el lanzamiento de unos padres jóvenes y su bebé de cinco meses. La Fiscalía pide cuatro años y medio de prisión.
Una imagen de archivo de una manifestación contra un desahucio en Barcelona.
Una imagen de archivo de una manifestación contra un desahucio en Barcelona.
Thiago Prudencio/SOPA Images/LightRocket via Getty Images

Este jueves se celebra en Guadalajara el juicio contra un activista de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), para quien la Fiscalía pide cuatro años y medio de cárcel por fotografiar un desahucio y publicar las imágenes en redes sociales.

El activista, de nombre Diego, fotografió el desahucio de una madre de 17 años, un padre de 19 y un bebé de unos 5 meses y subió las imágenes a las redes sociales. Este proceso judicial llega en un contexto político en el que el Gobierno pretende modificar la Ley de Seguridad Ciudadana, más conocida como la ley mordaza, que afecta a este tipo de casos.

Para protestar por este juicio, la Plataforma Antirrepresiva de Guadalajara ha convocado una concentración a las puertas de los Juzgados de Guadalajara y, además, hace un mes presentó más de 70.000 firmas que había recogido para impedir el encarcelamiento de este activista, abogado de varios movimientos sociales, por haber fotografiado desde su ventana el desahucio de una familia, en una imagen en la que también aparecían los agentes judiciales.

La Justicia ordenó el borrado de la publicación

El Juzgado de Instrucción número 1 de Guadalajara le ordenó borrar esa publicación cautelarmente porque, según la jueza titular, en ellas aparecían los agentes judiciales y la difusión de sus rostros constituía un “delito de revelación de secretos”, ha explicado la organización.

Los hechos ocurrieron el 26 de marzo de 2019, cuando una Comisión Judicial acudió con agentes de la Policía Local de Guadalajara y Nacional a desalojar una vivienda en ruinas propiedad de la Sociedad de San Vicente de Paúl, en el Barrio del Alamín.

Según ha señalado la plataforma, el desahucio se hizo “por sorpresa” y añade que en este contexto un grupo de activistas protestaron desde las ventanas y fotografiaron lo ocurrido, difundiendo posteriormente las imágenes en las redes sociales de la PAH. Amnistía Internacional ha comunicado su intención de hacer un seguimiento del caso.