El gesto de Adele en su último videoclip que podría costarle muy caro

La cantante ha recibido un aviso del Ayuntamiento de Doncaster, donde se grabó el clip.
Adele en el videoclip de 'Easy on me'.
YouTube
Adele en el videoclip de 'Easy on me'.

Adele parece haber vuelto con las pilas cargadas. La británica lanzó el pasado 15 de octubre el tema Easy on me, el primer single de un nuevo trabajo. La cantante dejó sin palabras a sus fans, que llevaban seis años esperando un nuevo lanzamiento.

Sin embargo, no todo le ha salido bien a Adele en esta nueva aventura. Un gesto de su nuevo videoclip, dirigido por el prestigioso Xavier Dolan, le puede acarrear una multa. El distrito metropolitano de Doncaster (Inglaterra), donde se grabo el clip, ha advertido a la cantante a través de Twitter de que podría ser penalizada por llenar de basura las carreteras al lanzar papeles en una secuencia de su videoclip.

“Se le impondrá inmediatamente una multa por tirar basura”, ha anunciado el ayuntamiento de la localidad a través de sus redes sociales. “A pesar de sus reiteradas peticiones, no seremos indulgentes con ella”, han señalado haciendo un guiño a la letra de la canción, en la que Adele pide compasión tras su divorcio de Simon Konecki en 2019.

El Ayuntamiento de Doncaster le ha propuesto otra alternativa a la cantante: utilizar los ojos de su plano mirando al retrovisor como imagen para un cartel que advierta que está siendo vigilado y no puede lanzar residuos.

A pesar de esto, varios fans de la cantante se han percatado de que el coche con el que graba el videoclip tiene matrícula estadounidense, concretamente de New Hampshire, por lo que podría haberse grabado en Estados Unidos y no en Inglaterra.

El lanzamiento de Easy on me ha sido todo un giro para Adele, que ya había copado varios titulares por su relación con Rich Paul y por su notable cambio físico.

En este nuevo tema, la británica canta a su exmarido y su hijo Angelo, de 9 años, a los que les explica el motivo de su divorcio. En varias entrevistas, la cantante ha recalcado que este trabajo le ha servido como vía “de escape”.

“Cantaba cosas que ni siquiera sabía que estaba sintiendo o pensando, pero estoy muy orgullosa de él”, señaló en una entrevista en la BBC2 en la que recalcó que después de un tiempo “había perdido la habilidad de apreciar el don de la música”.

Del mismo modo, en una reciente entrevista con la edición estadounidense de Vogue —de la que es portada del número de octubre— habló sobre cómo había vivido los comentarios sobre su físico. “Mi cuerpo ha sido tratado como un objeto durante toda mi carrera. No es solo ahora”, recalcó la cantante, quien confesó sentirse decepcionada por los comentarios que recibió de muchas mujeres “Visualmente representaba a muchas mujeres. Pero sigo siendo la misma persona”, enfatizó.

Easy on me será parte de su nuevo trabajo, 30, que seguirá con la línea de los discos con edades como 19 o 25 y que verá la luz el próximo 19 de noviembre.

2008

La evolución de Adele