TENDENCIAS
08/11/2019 14:34 CET | Actualizado 08/11/2019 14:46 CET

Adolfo Domínguez, Premio Nacional de Diseño de Moda 2019

Por “su significación en la historia contemporánea de la moda de España”.

Pablo Cuadra via Getty Images
El diseñador Adolfo Domínguez, en la Feria del Libro de Madrid el 16 de junio de 2019. 

Adolfo Domínguez ha sido galardonado este viernes con el Premio Nacional de Diseño de Moda correspondiente a 2019. El premio lo concede el Ministerio de Cultura y Deporte y está dotado con 30.000 euros.

El jurado ha elegido al diseñador “por su trayectoria profesional y su significación en la historia contemporánea de la moda de España. Su eslogan histórico ‘la arruga es bella’ habla de su gusto por lo natural, destacando la sobriedad y libertad y su convencimiento de que la ropa es nuestra segunda piel. Ha tenido una importantísima expansión internacional, en el que se le reconoce su capacidad y sensibilidad para difundir el diseño y creación de moda española”.

Adolfo Domínguez Fernández (Orense, 1950) cursó estudios de Filosofía y Letras en Santiago de Compostela y posteriormente se trasladó a París, donde amplió su formación en Estética y Cinematografía. Después de una estancia en Londres, regresó a España en 1973 para crear en Orense una empresa pionera dentro del sector textil a partir de la sastrería que regentaba su padre desde la década de los cincuenta.

En los años 80 lanzó el eslogan ‘La arruga es bella’, que se transforma en seña de identidad de su firma y en uno de los lemas más con mayor difusión internacional de la moda española. Su éxito en dicha década le llevó a vestir a los protagonistas de la serie americana Miami Vice. La apertura de tiendas propias en Madrid, Londres, París, Oporto y Tokio y la ampliación de la colección mujer impulsaron la consolidación de la empresa.

Su conocimiento de la geometría se reflejó en colecciones llenas de rigor y en soluciones marcadas por “frescura y sencillez con poesía”. Se trata de prendas clásicas y sin estridencias, que llevan la firma de un minimalista rico que viste a una mujer más sensible a la belleza que al estatus.

En los años 90 internacionalizó y diversificó su negocio, convirtiéndose en el primer diseñador español en comercializar una gama completa de perfumes con su nombre y en la primera marca de moda española con presencia en el mundo bursátil.

En 2009, tras una ausencia de diez años, volvió a desfilar en Cibeles Fashion Week y alcanza la cifra de seiscientas tiendas en todo el mundo.

Muy comprometido con el medioambiente, en 2010 firmó su compromiso de Política del Bienestar Animal.

Ha recibido importantes premios como la Aguja de Oro en 1997, el Premio Telva de Moda en 2004 y el ‘Lifetime Achievement in Fashion’ de la Fashion Week de Miami en 2006.

PULEVA PARA EL HUFFPOST