Suárez Illana sube a la tribuna y lo que se pone a hacer Oskar Matute (Bildu) es tremendo

El asunto viene de lejos.

La relación entre Oskar Matute, diputado de Bildu, con Adolfo Suárez Illana, del PP, es una de las que más momentos para recordar ha dado en el Congreso en los últimos años.

Cuando Matute sube a la tribuna de oradores, Suárez Illana suele darle la espalda desde su silla, situada en la mesa del Congreso, o incluso acostumbra a ponerse a leer libros, como gesto de repulsa hacia la formación vasca.

Las reacciones del diputado de Bildu son también muy llamativas. La más sonada es cuando, en medio de una intervención, al ver que el del PP se había vuelto de espaldas, soltó: “Pese al criterio negativo de quien juega a ser jurado de La Voz, aquí estamos otra vez. Así que habremos pasado de ronda, supongo, y nos toca hablar de la subida salarial”.

En otra ocasión, Matute apuntó: “Ustedes les sacan del padrón para convertir estar empadronado en una misión imposible, casi más imposible que que el señor Suárez Illana termine el libro que está leyendo cada vez que intervenimos los de EH Bildu desde el atril, antes de que termine esta legislatura”.

Tras todo eso, este jueves le tocó a Suárez Illana subirse a la tribuna para ir leyendo los nombres de los diputados durante una votación. Como se pudo ver en la emisión del Congreso, Matute cogió unos folios y se puso a leer, como ‘venganza’ hacia el del PP.

Pero no quedó ahí la cosa. Otro diputado de Bildu, Iñaki Ruiz de Pinedo, se levantó libro en mano mientras hacía que leía cuando Suárez Illana pronunció su nombre llamándole al voto.