VIRALES
24/07/2021 15:24 CEST | Actualizado 24/07/2021 15:29 CEST

Adriana Cerezo conquista a todos con lo que ha hecho nada más perder el oro

"¡Qué lección!".

Miguel GutiérrezEFE
Adriana Cerezo, tras perder la final olímpica de taekwondo.

No pudo ser. A falta de siete segundos, el oro olímpico se lo llevó una patada de su rival. La jovencísima Adriana Cerezo cayó en la final de taekwondo en la que estuvo a punto de hacer historia. 

La madrileña, de apenas 17 años, luchó hasta el final para igualar la final, pero terminó perdiendo por un ajustado 11-10 ante la tailandesa Wongpattanakit. 

Cerezo, que lo tuvo en la mano, no pudo evitar derrumbarse tras la derrota. Las lágrimas le brotaban pero no perdió las formas y mostró su grandeza con un gesto que está dando la vuelta al mundo. 

En lugar de irse a lamentarse, se acercó a su rival y levantó su mano, proclamándola ganadora. 

Miguel GutiérrezEFE
Adriana Cerezo levanta el brazo de su rival tras perder la final de taekwondo.

 Un gesto muy comentado en redes: 

DE EXPERTO A EXPERTO